My Cart
0 0 item(s) - $0.00
Article

Evita las lesiones y el dolor muscular! Prueba estas técnicas de ejercicio seguras

Mantenernos seguros y saludables debe ser nuestra prioridad #1. Sigue estos consejos para hacer ejercicio libre de lesiones.

Scott Hogan
Author
lunes, 9 junio, 2014
Loading ... Loading ...

> Rate this article!

Email
Facebook Twitter Plusone Linkedin

Cualquier persona que está decidida a trabajar duro, ocasionalmente prueba sus límites, ya sea en el gimnasio, con el sueño, o tomando otros riesgos. Cuando se trata de ejercicio, nunca vale la pena poner a prueba los límites con técnicas inseguras. Para hacer constantemente un progreso en la pérdida de peso, el crecimiento muscular o la ganancia de fuerza, es importante estirar los límites de tus capacidades, pero nunca arriesgarte a sufrir una lesión. Una vez que te lesionas, es probable que pierdas el progreso que estabas logrando.

Sigue los principios a continuación para mantenerte saludable y libre de lesiones:

1. Calentamiento

El calentamiento antes de una rutina de ejercicios tiene efectos importantes. Los aspectos más cruciales del calentamiento son: aumentar la temperatura interna del cuerpo poco a poco, lubricar las articulaciones, estirar los músculos y elevar gradualmente el ritmo cardíaco. Por razones de salud en general, es importante aumentar gradualmente la tasa de temperatura y el ritmo del corazón haciendo ejercicio en el 40%-50% de tu intensidad normal de ejercicios.

Caminar, hacer bicicleta o trabajar con el peso corporal haciendo flexiones y sentadillas, son grandes ejercicios de calentamiento. Además, mediante la realización de movimientos antes de un entrenamiento de mayor intensidad, se están impidiendo las lesiones al incrementar el fluido sinovial de las articulaciones. Esto ayuda a mantener tus articulaciones flexibles y lubricadas. Haz ejercicio de moderada intensidad durante 5-10 minutos antes de comenzar tu rutina normal de ejercicios.

2. Escucha a tu cuerpo

Puedes tener la tentación de pasar por alto las señales de advertencia de una lesión para lograr tus metas. No vale la pena! Si sientes dolor en las articulaciones, dolor de pecho o náuseas, debes parar inmediatamente. Si tienes molestias menores, toma un descanso y vuelve al ejercicio cuando te sientas mejor.

Si experimentas otros síntomas más graves como dolor en el pecho o náuseas, debes buscar ayuda médica de inmediato. Si no estás seguro de necesitar atención médica, no tomes ningún riesgo y pide ayuda de inmediato.

3. No hagas ejercicios complejos si estás muy cansado

Ciertos ejercicios tienen un riesgo inherente más que otros. Las sentadillas y los ejercicios pliométricos son grandes técnicas. Sin embargo, requieren una gran habilidad y no deben realizarse en un estado de fatiga extrema.

Es mucho más fácil fallar cuando se está cansado. Si realizas estos ejercicios, hazlos primero durante tu rutina para asegurarte de que eres capaz de hacerlos de forma apropiada.

4. Enfriamiento

Al igual que el calentamiento, el enfriamiento está diseñado para cambiar gradualmente la temperatura del cuerpo. Además, un enfriamiento de 5-10 minutos, como caminar, te ayudará a aumentar el flujo de sangre en los músculos. Esto ayuda con la absorción de nutrientes y elimina los productos de desecho que llevan al dolor.

5. Deja que tus lesiones menores sanen

Si tienes una lesión menor, como una muñeca tensa o dolor de espalda, deja que se cure antes de empujar tus límites. En el largo plazo, es probable que dañes más la lesión y aumente la inflamación.

Lo mejor es ser precavido y dejar que los dolores o tensiones se curen por completo antes de hacer ejercicio a altas intensidades.

> Rate this article!

Loading ... Loading ...

Leave a Comment

0 Comments
banner