My Cart
0 0 item(s) - $0.00
Article

Los refrescos de dieta no ayudan a perder peso

Los refrescos de dieta no ayudan a mantener la figura, ni a bajar de peso, sino más bien contribuyen con el aumento de la grasa abdominal y la cintura.

Dra. Reina Lamardo
Author
miércoles, 18 marzo, 2015
Loading ... Loading ...

> Rate this article!

Email
Facebook Twitter Plusone Linkedin

Si sueles tomar refrescos de dieta para tratar de no aumentar de peso o porque estás en una dieta, te sorprenderás al saber que no sirve de nada esa elección.

Según un estudio publicado en el Journal of American Geriatrics, la ingesta de refrescos de dieta regularmente se asocia con un aumento en la circunferencia abdominal. Se trata de uno de  los primeros estudios en centrarse en el efecto de los edulcorantes artificiales en una población que envejece.

Este estudio fue realizado por Investigadores de la Universidad del Centro de Ciencias de Salud de Texas, quienes trabajaron con un poco más de 700 personas, de ascendencia mexicano-americana y europeo-americana, de 65 años o más.

Los investigadores recolectaron datos por 9,4 años y siguieron la ingesta de los participantes de refrescos de dieta y la medida de la circunferencia de la cintura, la altura y el peso, cuatro veces durante el curso del estudio, incluyendo tres seguimientos.

Encontraron que:

  • Las personas que no consumían refrescos tenían un promedio de aumento de la circunferencia de la cintura de 0,30 pulgadas en cada seguimiento y a lo largo de todo el estudio el promedio de aumento fue de 0,80 pulgadas.
  • Los consumidores de refrescos  ocasionales presentaron un promedio de aumento de la circunferencia de la cintura de 0,69 pulgadas en cada seguimiento. 1,83 pulgadas fue el aumento en promedio durante todo el estudio.
  • Los bebedores de refrescos de dieta a diario tuvieron un promedio de aumento de la circunferencia de la cintura de 1,20 pulgadas en cada seguimiento y el promedio de aumento durante todo el estudio fue de 3,16 pulgadas.

El consumo de refrescos de dieta crónico podría aumentar el riesgo de síndrome metabólico, lo que a su vez se asocia con mayor riesgo para desarrollar enfermedades cardiovasculares.

Edulcorantes artificiales en la mira

Los edulcorantes artificiales (la sacarina, el aspartamo y la sucralosa) están en la mira. Los estudios indican que su consumo ha aumentado en los últimos 30 años al igual que la obesidad, además de la diabetes, la hipertensión, los ataques cardíacos y la insuficiencia renal. La conexión más reciente fue la de los refrescos de dieta y la grasa abdominal.

Sharon Fowler, MPH de la Universidad de Ciencias de Texasy autora principal del estudio,  dijo: «El estudio muestra que aumentar la ingesta de refrescos de dieta en sí se asocia con la escalada de la obesidad abdominal, que podría aumentar el riesgo cardiometabólico en los adultos mayores».

Se recomienda que las personas de edad avanzada frenen el consumo de bebidas endulzadas artificialmente, sobre todo si se encuentran en alto riesgo cardiometabólico.

Fuentes: capitalotc.com, time.com.

> Rate this article!

Loading ... Loading ...

Leave a Comment

0 Comments
banner