sanasana

¿Agua Mineral o Agua de Grifo?

0

Beber agua es muy bueno, todos lo sabemos. Es parte de nuestro cuerpo y la necesitamos para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Y sin embargo, existe una gran paradoja: millones de personas carecen de acceso al agua potable y muchos de quienes cuentan con este beneficio desconfían de su seguridad.

Según los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud, más de 2.600 millones de personas carecen de acceso a un agua segura, lo que provoca muchas muertes por enfermedades relacionadas a la contaminación del agua. El agua corriente puede ser fuente de vida, pero si carece del saneamiento adecuado deberíamos asegurarnos su pureza filtrando sus impurezas o complementando la falta de minerales.

Existen todavía muchas zonas dónde es mejor asegurarse la ingesta de agua recurriendo al agua mineral, sin embargo, los especialistas indican que, si existe un buen saneamiento, el agua que obtenemos del grifo contiene minerales en las cantidades necesarias y proporciona la hidratación correcta.

Algunos afortunados podrán elegir entre beber agua del grifo o mineral. Pero las aguas de las diferentes marcas de agua mineral poseen, cada una de ellas, características propias y no existen dos aguas minerales iguales. El contenido de cada una de ellas, las convierte en más o menos idóneas para los pacientes con determinadas patologías.

Algunos ejemplos:

  • Aguas bicarbonatadas o alcalinas: facilitan la digestión y neutralizan la acidez de estómago.
  • Aguas magnésicas: contribuyen a la mineralización de huesos y dientes y ayudan a combatir el estrés, aunque pueden resultar ligeramente laxantes.
  • Aguas hiposódicas: recomendadas para la hipertensión, la retención de líquidos y las alteraciones renales.
  • Aguas carbónicas: con gas estimulan el apetito y facilitan la digestión

 

Las aguas minerales son siempre de origen subterráneo, son sanas y puras en origen y tienen una composición química que permanece constante. La legislación vigente exige, entre otras condiciones, que las aguas minerales se envasen tal cual se presentan en la Naturaleza, sin recibir tratamiento alguno que altere su composición química y microbiológica natural. Por ello, se envasan siempre a pie de manantial mediante un proceso, estrictamente controlado, que las protege de cualquier contacto con el exterior.

El agua del grifo es, en su mayoría, de origen superficial y tiene una composición cambiante. Por eso, necesita ser tratada obligatoriamente tanto química como microbiológicamente para su desinfección, con el fin de que sea segura para la población, una vez que ha recorrido todo el entramado de canalizaciones y tuberías hasta que llegan al punto de consumo. Es la única manera de garantizar su seguridad alimentaria.

¿Agua del grifo, mineral..? Ahí está el dilema.
Con seguridad cada una tendrá sus riesgos y beneficios pero tendremos que conocerlos para cubrir necesidades y carencias.

About Author

María Becerril es Coach de Salud y Bienestar certificada por The Wellcoaches Company, Boston (MA), con más de 500 horas de coaching en el área de la salud. Ha trabajado durante años en asesoría e información médica, dentro del Área de Neurociencias, y ha sido formadora de profesionales sanitarios y pacientes en el sector farmacéutico. Es Coach Co-activa por The Coaches Training Institute, escuela pionera en la formación en Coaching de Salud en EEUU. Es experta en Programación Neurolingüística y en Eneagrama (Universidad Francisco de Vitoria, Robert Dilts y Instituto de PNL Salvador Carrión, Ph. D). Es diplomada en Naturopatía y se formó en Psicología Positiva. "Tras muchos años conviviendo con la enfermedad y los pacientes, el descubrimiento del coaching de salud y la naturopatía cambió mi comprensión de la salud y del bienestar humano, lo que unido a mi formación en farmacología y documentación médica, me dio el valor para ejercer mi vocación y contribuir a mejorar la calidad de vida de los demás. Mi pasión es trabajar para mejorar la salud y el bienestar de las personas a través del cambio de hábitos y la toma de responsabilidad sobre su propia salud. Creo que las personas siempre pueden conseguir más de lo que desean, porque son más de lo que creen ser".

Leave A Reply