sanasana

¿Cómo Entrenar la Memoria del Niño en Vacaciones?

0

Cuando se acercan las vacaciones nos vamos preparando “mentalmente” para disfrutar de ese merecido descanso, pero si todavía hay niños estudiando en la familia, es posibles que durante esta temporada se pueda perder el ritmo y entrenamiento mental adquirido durante el curso, dificultando la tarea de concentración cuando hay que regresar a clase.

Las vacaciones pueden convertirse en una forma de entrenarnos mentalmente a través de la diversión. ¿Cómo? pues trabajando tanto pequeños como adultos en ejercitar la memoria y la concentración, con ejercicios sencillos y sin que los niños piensen que están estudiando.

La memoria funciona en diferentes planos y niveles, que pueden trabajarse sin que de pereza ni suponga un gran esfuerzo.

En primer lugar podemos hablar de la memoria comprensiva, que es la utilizada para la fijación de nuevos conceptos. Ella permite no sólo la lógica y la fijación, sino también la aplicación de lo aprendido.

En segundo lugar está la memoria repetitiva, que es la encargada de la acumulación de datos inconexos (como imágenes, sonidos, aromas, conceptos) muy importantes en las tareas creativas y expresivas.

¿Y que podemos hacer para trabajar la memoria?

Teniendo presente que todo lo que deja de utilizarse se “oxida” pero también que los niños estarán cansados por el esfuerzo realizado durante el curso, es bueno ser creativo y buscar que tipo de actividades o planes podrían estimular su memoria.

• Los juegos de tablero o de naipes, la lectura de poesías antes de dormir o el aprendizaje de nuevas canciones, pueden ser unas ideas divertidas que permitan, al mismo tiempo hacer gimnasia mental.
• Al final del viaje de vacaciones se puede conversar con los chicos sobre los sitios visitados, listando los recuerdos y recordando los episodios que causaron más curiosidad o diversión entre los más pequeños.
• La concentración también se puede entrenar. Para hacerlo necesitamos estimulación. Por ejemplo, podemos advertirlos para observar los detalles de los sitios que conozcamos en vacaciones o pactar metas a corto plazo durante un día de campo, ya sea una “búsqueda de tesoros” o una saludable competencia por ver quién recolecta más cantidad de diferentes frutos silvestres en una tarde en el bosque.

Recuerda que el niño debe mantener un ritmo normal en la práctica de su función mental, sin sobre-exigencias pero con la estimulación adecuada para lograr una mejor reincorporación después de las vacaciones.

Los juegos y el ocio consciente e interactivo durante los periodos de vacaciones, pueden ser una oportunidad que les sirva de gran ayuda para el resto de su vida.

About Author

María Becerril es Coach de Salud y Bienestar certificada por The Wellcoaches Company, Boston (MA), con más de 500 horas de coaching en el área de la salud. Ha trabajado durante años en asesoría e información médica, dentro del Área de Neurociencias, y ha sido formadora de profesionales sanitarios y pacientes en el sector farmacéutico. Es Coach Co-activa por The Coaches Training Institute, escuela pionera en la formación en Coaching de Salud en EEUU. Es experta en Programación Neurolingüística y en Eneagrama (Universidad Francisco de Vitoria, Robert Dilts y Instituto de PNL Salvador Carrión, Ph. D). Es diplomada en Naturopatía y se formó en Psicología Positiva. "Tras muchos años conviviendo con la enfermedad y los pacientes, el descubrimiento del coaching de salud y la naturopatía cambió mi comprensión de la salud y del bienestar humano, lo que unido a mi formación en farmacología y documentación médica, me dio el valor para ejercer mi vocación y contribuir a mejorar la calidad de vida de los demás. Mi pasión es trabajar para mejorar la salud y el bienestar de las personas a través del cambio de hábitos y la toma de responsabilidad sobre su propia salud. Creo que las personas siempre pueden conseguir más de lo que desean, porque son más de lo que creen ser".

Leave A Reply