sanasana

8 Consejos Dietéticos para Combatir la Ansiedad

9

La alimentación está íntimamente relacionada con las emociones y a su vez, los trastornos emocionales influyen o producen trastornos alimentarios. Hay que recordar, que una de las maneras por la cuales se manifiesta la ansiedad es en necesidad de comer para aliviar dicha sensación. Además, no comer adecuadamente durante el día provoca ansiedad, lo que puede implicar ir a cenar con mucha hambre y comer impulsivamente. Por lo que es importante conocer este vínculo existente entre la comida y las emociones, debido a que esto podría ayudar a elegir los alimentos adecuados que favorezcan nuestro estado de ánimo.

 

Muchas personas conocen su grado de angustia por las sensaciones que les produce la angustia en el estómago, (sensación de hambre constante, inapetencia, diarrea o estreñimiento, gastritis, sensación de llenura, etc.) por lo que no es conveniente complicarse con una alimentación inadecuada. Junto a la alimentación es recomendable utilizar un plan de ejercicios para atenuar la ansiedad.

8 Consejos dietéticos contra la ansiedad

  1. Trate de comer bien. Son necesarios crear buenos hábitos alimentarios entre ellos crear horarios para comer y una alimentación variada con los distintos grupos de alimentos de la pirámide alimentaria además de utilizar porciones adecuadas, lo que va a favorecer el control de muchos síntomas digestivos asociados a ansiedad (diarreas, estreñimiento, gases, molestias estomacales, gastritis, etc.). Debemos recordar lo importante de los alimentos ricos en fibra, como las frutas (manzana, bananas, fresas, piña, etc.).
  2. Evite los alimentos grasos, azucarados y procesados. Estos pueden exacerbar las patologías digestivas asociadas, además de potenciar otros trastornos de salud que podrían estar asociadas o ser consecuencia de los trastornos ansiosos como la obesidad, la diabetes, la hipertensión arterial, depresión, etc.
  3. Incluya en alimentos ricos en ácidos grasos omega-3. Estos se encuentran en los pescados de aguas profundas (salmón, sardinas, atún, la trucha), también las nueces, las almendras, las espinacas, coles, la lechuga, la soya y los aceites de linaza, de soya y de canola. El omega3, ayuda tanto a controlar las patologías muchas veces asociadas a la ansiedad como a la ansiedad directamente por su efecto anti depresivo y antiinflamatorio.
  4. Incluya en su alimentación los alimentos ricos en las vitaminas del complejo B. Como lo son el hígado, el pescado, los productos lácteos, la pierna del pollo, los frijoles y las lentejas, la levadura de cerveza, los huevos, los vegetales de hojas color verde oscuro y los cereales integrales. Este grupo de vitaminas ayudan al funcionamiento adecuado del sistema nervioso.
  5. Elimine o evite el consumo de alcohol. Recuerde que el alcohol puede afectar la ansiedad en forma negativa y además interferir en su tratamiento y en las técnicas de relajación.
  6. Elimine el café y las bebidas con cafeínas como el té y las gaseosas. Estas sustancias son activadoras o estimulantes del sistema nervioso, exacerbando los problemas de ansiedad y de insomnio. En su lugar trate de utilizar te de lechuga, valeriana y/o de pasiflora.
  7. Evite fumar, la nicotina y la cafeína empeoran la ansiedad. Son sustancias estimuladoras del sistema nervioso y usualmente las personas ansiosas crean el habito de fumar después o antes de comer, creyendo que mejora la ansiedad, cosa que no es así.
  8. Tenga siempre a la mano, alimentos para saciar el hambre. Son los alimentos de consistencia dura, los que son ideales para refrenar los ataques de ansiedad, pues, además de la sensación de saciar, obligan a masticar con firmeza, como por ejemplo los encurtidos, las barras de cereales, las de frutas deshidratadas. Además de productos lácteos descremados, los cuales contienen aminoácidos, que ayudan a combatir la ansiedad.

About Author

Reina Lamardo se graduó de médica en la Universidad Central de Venezuela, en 1993. Durante 2 años tuvo a cargo la Coordinación del Ambulatorio Urbano Nueva Caracas y por 6 años trabajó como residente en la Emergencia de la Clínica Panamericana de Caracas. Realizó estudios de Postgrado en Pediatría y Puericultura, luego desempeñó el cargo de Pediatra en el Centro Médico Pérez Bonalde. Durante el transcurso de su carrera desarrolló numerosos trabajos de investigación en beneficio de la comunidad y publicó escritos en prestigiosas revistas nacionales e internacionales. Actualmente reside en Estados Unidos y trabaja como Directora Médica en SanaSana y Latino Health Magazine. También brinda asesoría con el objetivo de educar al público en general acerca de las enfermedades que más preocupan a la comunidad hispana.

9 comentarios

  1. leidy zamora on

    Le doy las gracias por esta informacion gratuita que brindan al publico que sin duda son de mucho probecho y en mi caso esta informacion no solo me ha ayudado a mi si no a muchos de mis familiares sin mas Leidy Zamora.Gracias.

  2. muchas gracias por vuestra informaciòn,padezco ansiedad,insomnio,ect…..
    voy a haceros caso y os comentaré.

Leave A Reply