Dieta Contra el Cáncer de Piel

0
0 0 0

 

Tenga en cuenta consejos de nutrición que pueden ayudar a reducir el riesgo de cáncer de piel.

Consumir cúrcuma

La curcumina es un pigmento vegetal que da a la cúrcuma su color amarillo intenso y que tiene propiedades medicinales.

Las pruebas de laboratorio han demostrado que la curcumina es capaz de inducir la autodestrucción de las células del melanoma de cáncer de piel. Además, la curcumina puede actuar como un potente antioxidante y prevenir la formación de nitrosaminas e inhibir la producción de aflatoxinas -dos procesos que se han asociado con un mayor riesgo de cáncer-.

Evitar el exceso de proteína

John Beard, un médico escocés, descubrió que la principal defensa del cuerpo contra la proliferación de células cancerosas es la pancreatina, una mezcla de enzimas que también ayudan en la digestión de las proteínas.

Una cierta cantidad de proteína es necesaria para el buen funcionamiento del cuerpo, pero las cantidades excesivas de proteína en la dieta se debe evitar si se quiere reducir el riesgo de cáncer de piel.

Comer alimentos con carotenoides

Los carotenoides vegetales de color rojo, naranja y verde, pueden aumentar significativamente la protección contra las quemaduras solares. Una dieta rica en carotenoides pueden ayudar a proteger la piel contra la radiación ultravioleta del sol.

Los carotenoides son pigmentos que dan a las frutas y verduras su color, tal es el caso de: zanahorias, melón, tomate, col rizada, espinacas y naranjas.

Hay más de 600 carotenoides diferentes, pero los carotenoides más comunes de la dieta occidental incluyen el beta-caroteno, el licopeno, la luteína y la zeaxantina.

Evitar el consumo de alcohol

Un consumo frecuente de alcohol se ha asociado con un mayor riesgo de varios tipos de cáncer, pero los mecanismos exactos por los que el alcohol causa el cáncer no se conocen. Sin embargo, la teoría más comúnmente aceptada es que alchohol se convierte en acetaldehído en el cuerpo -una sustancia química que también causa resaca- y que este producto químico induce daño en el ADN que puede conducir al cáncer de piel.

Consumir alimentos con ácido elágico

Según la investigación, el ácido elágico es capaz de eliminar sustancias cancerígenas mediante la activación de ciertas enzimas desintoxicantes en el hígado. También se ha demostrado que puede prevenir que los carcinógenos se adhieran al ADN celular.

Este ácido se encuentra en las frutas rojas y bayas, especialmente en las frambuesas, así como en algunos frutos secos como las nueces y las pecanas.

Evitar los productos cárnicos que contienen nitratos

Los nitratos se encuentran naturalmente en el aire, el suelo, las plantas y los vegetales. Los fabricantes de alimentos también utilizan los nitratos en los productos cárnicos elaborados y curados para dar a la carne un color rojo intenso. Cuando se consumen alimentos que contienen nitratos, el cuerpo puede convertir los nitratos en nitritos, los cuales a su vez pueden formar nitrosaminas. La evidencia sugiere que las nitrosaminas pueden causar cáncer.

Los antioxidantes como la vitaminas C y E son eficaces para evitar la formación de nitrosaminas.

Comer muchos alimentos ricos en beta-glucanos

Los beta-glucanos son polisacáridos naturales que abundan en ciertos alimentos ricos en fibra como los cereales y las setas. Las investigaciones sugieren que los beta-glucanos pueden ayudar a combatir el cáncer de piel destruyendo las células cancerosas.

Reducir la ingesta de grasas, especialmente de grasa animal

Una alta ingesta de grasa animal se ha asociado con un mayor riesgo de cáncer. Un compuesto particular que parece desempeñar un papel importante en este contexto es el ácido araquidónico, que se encuentra principalmente en carnes rojas grasas, yemas de huevo y vísceras. Este ácido graso omega 6 se ha demostrado que mejora el crecimiento del cáncer y facilita su propagación en el interior del cuerpo.

En contraste, los ácidos grasos omega 3, que se encuentran en pescados grasos como el salmón y la caballa, las nueces y la linaza, pueden ayudar a proteger contra el cáncer de piel.

Asegurar una ingesta suficiente de vitaminas C y E

La investigación sugiere que una cantidad suficiente de vitaminas C y E puede reducir la reacción de la piel a la radiación UVB, lo que contribuye a un menor riesgo de cáncer de piel. El efecto protector de estas vitaminas se cree que resulta de sus propiedades antioxidantes.

Consumir suficiente selenio

Las nueces de Brasil, el bacalao, los camarones y el fletán contienen selenio y ayudan a proteger la piel del sol. Los posibles efectos beneficiosos de selenio en la piel se basan en el papel que este elemento juega en el sistema antioxidante del cuerpo: el selenio es un componente importante de varias enzimas involucradas en la defensa antioxidante del cuerpo.

Fuente: Heal With Food

About Author

Alicia Borghi estudió Comunicación Social y se especializó en Corrección de Textos y Redacción Creativa. Trabaja desde hace más de 7 años como Editora y Redactora de contenidos.

Leave A Reply