sanasana

¿Qué es la Disfunción Orgásmica?

0

 

La disfunción orgásmica es la incapacidad de un individuo para alcanzar el orgasmo durante la estimulación sexual.

Una persona puede ser diagnosticada con el trastorno orgásmico femenino o el trastorno orgásmico masculino, aunque es menos común en los hombres.

La condición se denomina primaria cuando la persona nunca ha experimentado el orgasmo, y denomina secundaria cuando la persona ha experimentado un orgasmo anteriormente, pero en la actualidad es no orgásmica.

Síntomas

El único síntoma es la incapacidad para alcanzar el orgasmo en general, o con ciertas formas de estimulación sexual.

Causas

Las drogas y el alcohol pueden afectar el desempeño sexual. Con menor frecuencia, algunas condiciones médicas como lesión de la médula espinal, esclerosis múltiple y neuropatía diabética, los trastornos hormonales y las enfermedades crónicas pueden causar este problema.

El abuso sexual o la violación también pueden afectar la capacidad de respuesta de una persona, como

El problema también puede estar relacionado con dificultades en el matrimonio  y deseo sexual bajo. La timidez o la vergüenza de pedir otro tipo de estimulación, así como los conflictos o la falta de intimidad emocional en la relación.

Cuando los hombres experimentan dificultades para alcanzar el clímax sexual, las causas suelen ser médicas o relacionarse con el consumo de alcohol o drogas. Estos factores también pueden afectar la capacidad de la mujer para alcanzar el clímax sexual.

Cerca del 10% al 15% de las mujeres parecen sufrir de disfunción orgásmica primaria. Entre el 33% y el 50% de las mujeres experimentan el orgasmo con poca frecuencia y están insatisfechos.

Prevención

La educación sobre la estimulación y la respuesta sexual suele mejorar esta condición. Asumir la responsabilidad sobre el propio placer sexual es de vital importancia. Aprender a guiar a la pareja durante el sexo, suele ser de suma utilidad para encontrar mayor placer.

Si el problema se debe al uso de un medicamento, esto debe ser discutido con el médico.

Practicar la comunicación y el juego también puede ayudar.

Tratamientos

En el tratamiento de la anorgasmia primaria, el objetivo es lograr un orgasmo. La incorporación de la estimulación del clítoris en las relaciones sexuales puede ser todo lo necesario para que una mujer alcance el orgasmo.

La masturbación por lo general resulta exitosa. Trabajar con un socio para disminuir la ansiedad de rendimiento y maximizar la comunicación hace posible que una persona alcance el orgasmo con una pareja.

En la disfunción secundaria, los problemas de pareja suelen jugar un papel importante, por lo que puede ser necesario trabajar sobre la comunicación en la relación.

A veces, la hipnosis y los grupos de terapia de mujeres pueden ayudar a aumentar la concentración y minimizar la ansiedad.

Las tasas de éxito de la terapia sexual son de 65% a 85%. En la disfunción orgásmica primaria, el tratamiento suele tener un éxito de entre el 75% y el 90%.

Los problemas médicos, el uso de medicamentos y la depresión pueden necesitar un tratamiento aparte para lograr que la disfunción orgásmica mejore.

También suele resultar de utilidad el uso de suplementos naturales destinados a aumentar el deseo sexual.

Fuente: Psychology Today

About Author

Alicia Borghi estudió Comunicación Social y se especializó en Corrección de Textos y Redacción Creativa. Trabaja desde hace más de 7 años como Editora y Redactora de contenidos.

Leave A Reply