Ejercicio, Fertilidad y Embarazo

0
0 0 0

Hace algunos años, a las mujeres se les aconsejaba tomarse con calma el ejercicio mientras trataban de concebir, pero actualmente los médicos dicen que es mejor seguir entrenando.

Los estudios han demostrado que el efecto del ejercicio sobre la fertilidad es extremadamente individual. Algunas mujeres pueden trabajar arduamente y quedar embarazadas con facilidad, mientras que para otras un menor nivel de esfuerzo puede impedir el proceso.

Si usted está empezando y tiene ciclos normales, no hay razón para cambiar su rutina de ejercicios“, dice la doctora Alice Domar, directora de Domar Center for Mind/Body Health y coautora de Conquering Infertility (Penguin, 2004).

Beneficios del ejercicio durante el embarazo

  • Reduce el estreñimiento y el dolor de espalda
  • Ayuda a prevenir y tratar la diabetes gestacional
  • Aumenta la energía
  • Mejora el humor
  • Corrige la postura, aumenta la tonicidad y la flexibilidad
  • Combate el insomnio

Problemas de fertilidad

Una mujer que tiene problemas para quedar embarazada debe revisar rutina“, dice Hope Ricciotti, profesora asociada de obstetricia y ginecología en la Escuela Médica de Harvard. “Si ella está corriendo 10 millas por día, voy a pedirle que las reduzca a 5. Pero para una mujer que no está en buena forma, 5 millas al día es demasiado“, agrega Ricciotti.

La experta anima a las mujeres a andar en bicicleta o utilizar el entrenador elíptico, porque estos entrenamientos son más fáciles de mantener en el embarazo, que aquellos de alto impacto.

Ricciotti también recomienda a las mujeres que han estado luchando para concebir, dejar el gimnasio 3 meses a modo de prueba. “Si la pausa de 3 meses no marca la diferencia, entonces usted sabrá que el ejercicio no era el problema“, dice la experta.

Consejos de seguridad

Las mujeres que estén preocupadas de que sus sesiones de ejercicio puedan dificultar el embarazo, deben tratar de seguir las directrices del American College of Obstetricians and Gynecologists (ACOG).

Estos son algunos de sus consejos más destacados:

  • Hablar con el médico antes de comenzar cualquier nuevo programa de ejercicios
  • Las mujeres sanas deben ejercitarse moderadamente por lo menos durante 30 minutos todos los días
  • Caminar y nadar son buenas opciones de ejercicio que pueden mantenerse durante todo el embarazo
  • Las actividades en las que se pueda caer o recibir un fuerte golpe en el vientre no son recomendadas (algunos tipos de gimnasia, esquí alpino, paseos a caballo, deportes de contacto)
  • Se aconseja evitar el buceo (ya que el feto puede sufrir algunos problemas a causa de la presión bajo el agua)
Fuente: American College of Obstetricians and Gynecologists

About Author

Alicia Borghi estudió Comunicación Social y se especializó en Corrección de Textos y Redacción Creativa. Trabaja desde hace más de 7 años como Editora y Redactora de contenidos.

Leave A Reply