Lenguaje Corporal: Cómo Dar una Buena Impresión

0
0 0 0

 

La primera impresión es la cuenta”, versaba el slogan de una publicidad de un desodorante masculino. Y algo de cierto hay en el hecho de que la primera impresión que causa una persona, deja una marca bastante clara acerca de lo que es. Claro que los encuentros sucesivos ayudan a conocer de manera profunda a una persona, sin embargo, a veces no hay una segunda oportunidad, como es el caso de las entrevistas laborales.

La cuestión es: ¿te interesaría aprender a manejar tu lenguaje corporal a fin de dar una buena impresión en cualquier circunstancia? Si es así, presta atención a los siguientes consejos recomendados por profesionales y psicólogos:

Deja de lado el “yo” y prueba escuchar al otro

Muchas conversaciones comienzan con una lista interminable que describe los logros de una persona. No creas que vas a impresionar a alguien hablándole de todo lo que tienes y haces.
La psicóloga Valerie White explica: “Estamos tentados a compartir cosas impresionantes acerca de nosotros mismos, pero la idea es que usted tenga en cuenta lo siguiente: ¿Cómo estoy haciendo sentir a la otra persona?“.

Habla sinceramente acerca de lo que haces y de tu vida, pero alterna preguntando interesadamente acerca de la vida y obra de la persona que tienes frente a tus ojos.

No preguntes en exceso

Escuchar lo que tiene el otro para decir es una buena medida de cortesía, sin embargo, hay que practicarlo en su justa medida para que la otra persona no se sienta incómoda o interrogada. Si estás nervioso, trata de controlar los movimientos de tus manos e intenta hablar a un ritmo lento.

Sincroniza tu postura, gestos y movimientos

La presentación corporal completa debe ser armoniosa. Trata de coordinar tu postura corporal, tu voz, gestos y palabras para que te definan por quién eres. Incluso incorpora gestos que, de manera sencilla, le demuestren al otro lo que deseas, por ejemplo: asiente con la cabeza si estás interesado y atento a la conversación.

Usa la mirada

La primera forma de comunicación establecida en la calle o en un autobús, con cualquier extraño, es la mirada. Los ojos tienen un magnífico poder de atracción y comunican mensajes muy claros: deseo, alegría, timidez, desprecio, etc. Si estás conversando con alguien cara a cara y deseas captar su atención, no dejes de mirarlo fijo a los ojos de vez en cuando.

Trata de ser positivo y alegre

Si la primera vez que te presentas frente a alguien te muestras enojado y de mal humor, pues, lo más probable es que el diálogo no funcione. “Hay un efecto de contagio. El mal humor llevará a la otra persona a sentirse igual. Trate de empezar bien y luego compartir lo que le moleste“, expresa White.

Utiliza halagos de forma moderada

¿A quién no le agrada sentirse halagado? Trata de adular a la otra persona de forma moderada, es imposible no responder a un buen halago con una sonrisa. Lo importante es destacar algún logro de la otra persona, antes que decir cualquier frase sin sentido.

About Author

Alicia Borghi estudió Comunicación Social y se especializó en Corrección de Textos y Redacción Creativa. Trabaja desde hace más de 7 años como Editora y Redactora de contenidos.

Leave A Reply