¿El Ejercicio Mejora el Tratamiento de las Úlceras?

0
0 0 0

 

Aunque muchas personas están infectadas con Helicobacter pylori, la bacteria que causa úlceras, pocas personas desarrollan úlceras. Otros factores, como el uso de antiinflamatorios no esteroideos (AINE) influyen en la probabilidad de desarrollar una úlcera.

La úlcera péptica es uno de los trastornos más comunes que afectan el sistema digestivo.

Marshall y Warren sugirieron que Helicobacter pylori desarrolla un papel en las enfermedades asociadas con la gastritis. La exposición a este organismo se produce en la infancia y es común en muchas áreas del mundo.

Aunque la infección por H. pylori es común en el ámbito mundial, las úlceras se desarrollan sólo en una minoría de las personas infectadas.

El tabaquismo, el consumo de alcohol y el estrés psicológico se han identificado como factores de riesgo para la enfermedad de úlcera péptica, lo que sugiere que, incluso si H. pylori es causal para algunos tipos de úlcera péptica, otros factores pueden desempeñar un importante rol.

La actividad física proporciona numerosos beneficios para la salud psicológica y física. De hecho, esta podría ayudar a mejorar el tratamiento de las úlceras mediante el fortalecimiento del sistema inmunológico para neutralizar los efectos de H. pylori, lo que reduciría la secreción de ácido y mejoraría la capacidad de una persona para hacer frente a situaciones de estrés.

Actividad física

En una encuesta realizada a más de 11000 personas, un grupo de investigadores estudió el efecto del ejercicio sobre la úlcera.

La edad promedio de los participantes fue de 45 años. Entre el momento de la exploración inicial y la encuesta enviada por correo, nuevas úlceras duodenales se desarrollaron en 61 hombres y 13 mujeres y nuevas úlceras gástricas se desarrollaron  en 116 varones y 42 mujeres.

Los niveles moderados y altos de actividad física permitieron una mejoría de las úlceras gástricas o duodenales entre los hombres. Los resultados también mostraron que el tabaquismo y los altos niveles de tensión fueron factores de riesgo para la úlcera duodenal (entre los hombres) y que los altos niveles de tensión fueron un factor de riesgo para la úlcera gástrica, tanto en hombres como en mujeres.

Los hombres que eran moderadamente activos, quienes caminaban o trotaban hasta 10 millas por semana, tenían un riesgo 46% menor de desarrollar úlceras intestinales que las personas sedentarias.

Los hombres activos, quienes caminaban o trotaban más de 10 millas por semana, redujeron su riesgo en un 62%.

Esta correlación se demostró sólo en el caso de las úlceras intestinales y no hubo evidencia de que el ejercicio protegiera a las mujeres contra las úlceras.

Fuente: Western Journal of Medicine

About Author

Alicia Borghi estudió Comunicación Social y se especializó en Corrección de Textos y Redacción Creativa. Trabaja desde hace más de 7 años como Editora y Redactora de contenidos.

Leave A Reply