sanasana

La Zanahoria una anaranjada aliada

0
0 0 0

La zanahoria es una de las hortalizas más usadas. Tanto como tratamiento natural para la salud, por sus maravillosas propiedades curativas, como en la infaltable cocina, por su alto poder nutricional. Es una de las especies de hortalizas más importantes y de mayor ingesta.

El consumo de zanahoria aporta un alto contenido de vitamina A, ya que se encuentra presente el Betacaroteno. El mismo, tiene poderosas propiedades antioxidantes, y crea un escudo para combatir los temidos radicales libres que contribuyen al envejecimiento prematuro. Al mismo tiempo es una excelente fuente de minerales como el azufre, yodo, cloro y sodio.

La zanahoria tiene la variante que puede ser consumida tanto cruda, como procesada. Sin duda alguna, podemos aprovechar aún más su riqueza en vitaminas y minerales, comiéndolas crudas en ensaladas o mezcladas con otras verduras o frutas.

Se recomienda servir la zanahoria cruda rallada con unas gotas de limón, como entrada antes de las comidas, en aquellas personas con falta de apetito, que presentan dificultad para comer.

Hay quienes gustan consumirla licuada en jugos, mezclada con otras verduras, e inclusive frutas, para obtener mejores beneficios.

Son variadísimas las propiedades que se le atribuyen a la zanahoria, tantas que este artículo se haría muy extenso, pero mencionaremos solo algunas de ellas:

La panacea intestinal
Es muy recomendable para aquellas personas con procesos estomacales y digestivos difíciles. La presencia de la vitamina A, crea una protección en las membranas digestivas facilitando su regeneración. Actúa de forma favorable en el tratamiento de gastritis, indigestión, ulceras, acidez y estreñimiento.
También se ha comprobado que es efectiva para tratar las diarreas, lo mejor, en esos casos, es consumir una sopa de zanahorias. Debido a la deshidratación, la zanahoria aporta al cuerpo líquido y minerales tales como el potasio, calcio, magnesio, sodio y fósforo, además de evitar vómitos y que se reproduzcan bacterias en el organismo.

Hasta masticando zanahoria cruda se obtienen beneficios, porque aumenta la salivación y acelera el proceso digestivo que genera minerales, vitaminas y enzimas.

Dentro de la gama de ventajas del consumo de zanahoria, también tenemos que es efectiva en el tratamiento de parásitos intestinales en los niños. Consumir una taza de zanahoria rallada, ayuda notablemente a expulsar a esos visitantes indeseables.

Limpiador bucal
No hay manera más fácil de eliminar cualquier germen o bacteria que se encuentre en la boca, que masticando una zanahoria inmediatamente luego de comer, asimismo se encarga de eliminar cualquier resto de comida que haya quedado en nuestros dientes, previniendo la formación de caries y también evita el desagradable sangrado en las encías.

Aliado de la piel
La maravillosa propiedad de absorber y nutrir las impurezas que se acumulan en la piel, convierte a la zanahoria en la mejor aliada de belleza, con la preparación y aplicación de “puré de zanahoria” como mascarilla facial.

También es utilizada como coadyuvante en las quemaduras y lesiones ocasionadas por el exceso de sol. De igual forma, está comprobada la utilidad de la zanahoria para desviar los dañinos rayos ultravioleta que destruyen silentemente nuestra piel. La aplicación de una mascarilla de zanahoria en el rostro evita la aparición de arrugas y mantiene tersa la piel.

Adiós a la gripe
El alto contenido de vitamina A de la zanahoria, potencia nuestro sistema inmunológico, al tiempo que colabora, junto con la vitamina C, a que nuestro organismo tenga mejor respuesta en su sistema inmunológico manteniendo a raya las gripes y los resfriados.

Ver para creer
El consumo de la zanahoria aporta la vitamina A, que contribuye en gran medida a producir pigmentos esenciales para el correcto funcionamiento de la retina. De esta manera, nuestra vista es más saludable y más tolerante a los rayos de luz.

Por todos estos beneficios y más, la zanahoria debe convertirse en una de las protagonistas de tu dieta y de tus tratamientos naturales para una vida más saludable.

About Author

Reina Lamardo se graduó de médica en la Universidad Central de Venezuela, en 1993. Durante 2 años tuvo a cargo la Coordinación del Ambulatorio Urbano Nueva Caracas y por 6 años trabajó como residente en la Emergencia de la Clínica Panamericana de Caracas. Realizó estudios de Postgrado en Pediatría y Puericultura, luego desempeñó el cargo de Pediatra en el Centro Médico Pérez Bonalde. Durante el transcurso de su carrera desarrolló numerosos trabajos de investigación en beneficio de la comunidad y publicó escritos en prestigiosas revistas nacionales e internacionales. Actualmente reside en Estados Unidos y trabaja como Directora Médica en SanaSana y Latino Health Magazine. También brinda asesoría con el objetivo de educar al público en general acerca de las enfermedades que más preocupan a la comunidad hispana.

Leave A Reply