sanasana

Las Fresas Pueden Ayudar a Prevenir el Cáncer de Esófago

0

La fresa, además de poseer un excelente sabor y textura, brinda grandes beneficios a la salud. Según un estudio de la Universidad de Ohio, comentado en la reunión anual de la Asociación Americana de Investigación del Cáncer, la ingesta de fresas liofilizadas podría ayudar a prevenir el cáncer de esófago. El esófago es el tubo que conecta la boca con el estómago, a través del cual pasan los alimentos desde la garganta hasta el estómago.

El cáncer de esófago es el tercer cáncer gastrointestinal más común y el sexto entre los que causan una mayor mortalidad en el mundo. Los investigadores estudiaron el carcinoma de células escamosas (CCE) de esófago que constituye un 95% de los casos de cáncer de esófago en todo el mundo.

Las frutas liofilizadas, son las frutas a las que se les ha extraído el agua mediante la técnica del liofilizado, lo cual da por resultado un producto natural, sin ningún tipo de conservantes, que mantiene sus propiedades nutritivas, su sabor, su aroma y su color original.

Tras señalar que las fresas podrían combatir el cáncer esofágico en ratas, un equipo de investigadores de EE.UU. y China dieron 2 onzas (60 gramos) de fresas liofilizadas todos los días durante 6 meses, a 36 voluntarios chinos que habían sido diagnosticados con tumores precancerosos en el esófago. Evaluándolos antes y después del tratamiento, encontraron una disminución en el nivel de las lesiones precancerosas de esófago en 29 de los pacientes.

Las muestras del tejido revelaron que las fresas inhiben la proliferación celular, lo que sugiere una posible ayuda en el tratamiento del cáncer esofágico.

Tong Chen, director del estudio, expresó: “Concluimos a partir del estudio que seis meses de consumo de fresas es seguro y fácil de seguir. Además, nuestros datos preliminares sugieren que las fresas pueden disminuir el grado histológico de las lesiones precancerosas y reducir los episodios moleculares asociados al cáncer“.

Nuestro estudio es importante porque muestra que las fresas podrían ralentizar la progresión de las lesiones precancerosas en el esófago. Las fresas podrían ser una alternativa o funcionar en conjunto con otros fármacos quimiopreventivos para la prevención del cáncer de esófago. Pero necesitaremos probarlo en ensayos futuros“, concluyó Chen.

Recuerde que las fresas son ricas en antioxidantes, los cuales nos brindan beneficios a la salud cardiovascular y la piel.

About Author

Reina Lamardo se graduó de médica en la Universidad Central de Venezuela, en 1993. Durante 2 años tuvo a cargo la Coordinación del Ambulatorio Urbano Nueva Caracas y por 6 años trabajó como residente en la Emergencia de la Clínica Panamericana de Caracas. Realizó estudios de Postgrado en Pediatría y Puericultura, luego desempeñó el cargo de Pediatra en el Centro Médico Pérez Bonalde. Durante el transcurso de su carrera desarrolló numerosos trabajos de investigación en beneficio de la comunidad y publicó escritos en prestigiosas revistas nacionales e internacionales. Actualmente reside en Estados Unidos y trabaja como Directora Médica en SanaSana y Latino Health Magazine. También brinda asesoría con el objetivo de educar al público en general acerca de las enfermedades que más preocupan a la comunidad hispana.

Leave A Reply