sanasana

Tratamientos Hormonales en la Menopausia

0

Para comenzar es necesario explicar dos conceptos básicos como lo son: climaterio y menopausia.

Climaterio:

El climaterio es el período de transición entre la etapa reproductiva y la no reproductiva, que se inicia con el descenso de la función ovárica y termina cuando las manifestaciones del hipoestrogenismo se confunden con los cambios de la madurez. La OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda abandonar el término climaterio para evitar confusiones, considerándolo como sinónimo de perimenopausia. Esto puede iniciarse generalmente después de los 40 años, cuando se acentúa más la pérdida de folículos.

Menopausia:

Se habla de menopausia cuando han transcurrido 12 meses consecutivos de ausencia de menstruación, sin que exista otra causa patológica o fisiológica. Ocurre debido a la pérdida de la actividad folicular del ovario.

Aproximadamente, 1 de cada 5 mujeres que atraviesan la menopausia tienen síntomas intensos. Algunos de ellos son: sofocos, sudores nocturnos, problemas de insomnio, disminución de la libido, sequedad vaginal y hasta marcado deterioro de la calidad de vida.

Estas razones hacen que las mujeres busquen tratamientos. Uno de los más conocidos es el tratamiento hormonal, que en princpio fue un boom dado que prometía supuestas ventajas como: evitar la osteoporosis, disminuir el colesterol y prevenir problemas cardiovasculares, entre otros. Luego las investigaciones mostraron que los beneficios no eran reales y que podía haber riesgos para la salud como problemas cardiacos, accidentes cerebrovasculares y cáncer de mama.

Nuevamente se le quiere dar una oportunidad a la terapia hormonal en el tratamiento de la menopausia, ya que nuevos estudios muestran que, si bien los riesgos del uso de hormonas son conocidos, es posible que no aumenten el riesgo de padecer enfermedad cardíaca en mujeres menores de 60 años, con síntomas intensos.

Sin embargo, si una mujer tiene una lesión mamaria que nadie ha descubierto y es una lesión dependiente de hormonas y si se le suministran hormonas (estrógeno, o estrógeno mas progestina) esta lesión se desarrollará más rápidamente. La terapia hormonal podría aumentar el riesgo de padecer cáncer de seno, coágulos de sangre y accidente cerebrovascular. Además, si tiene diabetes, colesterol alto o presión arterial alta, las hormonas pueden aumentar el riesgo de sufrir enfermedad cardíaca.

Las hormonas deben usarse con cautela, incluso en las mujeres con síntomas intensos. Siempre hay que evaluar en el tratamiento la relación riesgo-beneficio.

El concepto actual indica que los estrógenos deben administrarse por el menor tiempo posible y en dosis muy bajas.

Es importante resaltar que los cambios en el estilo de vida también pueden ayudar a atenuar la sintomatología, por eso:

  • No fume
  • Realice ejercicio en forma regular
  • Evite el insomnio. Duerma en una habitación fresca, limite el consumo de alcohol y cafeína
  • Combata el estrés

About Author

Reina Lamardo se graduó de médica en la Universidad Central de Venezuela, en 1993. Durante 2 años tuvo a cargo la Coordinación del Ambulatorio Urbano Nueva Caracas y por 6 años trabajó como residente en la Emergencia de la Clínica Panamericana de Caracas. Realizó estudios de Postgrado en Pediatría y Puericultura, luego desempeñó el cargo de Pediatra en el Centro Médico Pérez Bonalde. Durante el transcurso de su carrera desarrolló numerosos trabajos de investigación en beneficio de la comunidad y publicó escritos en prestigiosas revistas nacionales e internacionales. Actualmente reside en Estados Unidos y trabaja como Directora Médica en SanaSana y Latino Health Magazine. También brinda asesoría con el objetivo de educar al público en general acerca de las enfermedades que más preocupan a la comunidad hispana.

Leave A Reply