No Culpes a la Dieta, Sigue un Plan Para Bajar de Peso

0
0 0 0

Si has hecho miles de dietas pero no has logrado tener resultados permanentes en tu figura, entonces es necesario que te replantees seriamente no solo la dieta sino tu conducta frente a la comida. Quizá necesites un cambio de hábitos.

Cambiar los hábitos de alimentación para perder peso es el camino que te llevará a conseguir tu objetivo de forma eficaz y sostenible. Pero requiere de dos cosas fundamentales:

1. Deseo real de querer comer más saludable
2. Planificación para conseguirlo

Suponiendo que tienes en claro que deseas una mejor figura, el siguiente paso sería aprender a planificar tu objetivo para conseguirlo.

Te recomiendo tomar en cuenta tus hábitos adquiridos para poder detectar los desencadenantes que te hacen comer más y prevenir las recaídas. Por ejemplo, si tienes la costumbre de comer viendo televisión, tendrás que pensar en centrarte y apagarla para poder disfrutar de la comida y ser consciente de todo lo que te lleves a la boca.

¿Cómo se hace una buena planificación?

La planificación para perder peso requiere saber poner buenos objetivos, palabra que se resume en las siglas SMART. Un buen objetivo es:

  • ESPECÍFICO. Debes plantearte metas sencillas y específicas, esto significa que deben ser lo suficientemente concretas. No es suficiente decir “voy a comer menos para adelgazar”. ¿Qué significaría estar bien de peso para ti? ¿Qué significaría estar en forma? Lo específico nos lleva a formular una meta del tipo “voy a cambiar mis hábitos de alimentación y voy a hacer ejercicio para bajar 15 libras”
  • MEDIBLE. ¿Cuánto deberías haber perdido en el primer mes para sentirte a gusto? A veces poner límites en el corto y el largo plazo (por ejemplo, tu meta final podría ser “haber perdido el 15% del peso dentro de un año”) ayuda a no engañarse pudiendo medir el resultado. La ambigüedad no funciona. En una escala del 1 al 10, toma conciencia del nivel en el que te encuentras ahora y marca el nivel que deberías alcanzar para sentir que has logrado tu objetivo el próximo mes
  • Basados en la ACCIÓN: Tus objetivos deben consistir en pensar pero también en hacer. ¿Qué cosas vas a hacer y dejar de hacer para bajar peso? “Dejaré de consumir chocolate y refrescos azucarados durante la semana y lo sustituiré por snacks integrales, frutas y agua”. Tu meta final puede ser no consumirlos en toda la semana en el siguiente mes
  • Asegúrate de que tus metas sean REALISTAS para que puedas aumentar las posibilidades de éxito. Puede que perder 30 libras en 2 meses no sea realista. Márcate objetivos que te reten lo suficiente, pero que, de acuerdo a tu experiencia y posibilidades, sean alcanzables para ti
  • Reserva TIEMPO para dedicarle a tu objetivo. No dejes todo al azar. Determina un tiempo que sea sagrado en el cual planificarás la compra saludable para la semana o cerrarás la cita con tu nutricionista, o los días de la semana que irás a correr. Si los marcas en tu calendario y les das la importancia que merecen, como a otras cosas en las que pones tu energía, lo conseguirás

 

Así que, ¿cuándo vas a empezar a hacer tu plan?

About Author

María Becerril es Coach de Salud y Bienestar certificada por The Wellcoaches Company, Boston (MA), con más de 500 horas de coaching en el área de la salud. Ha trabajado durante años en asesoría e información médica, dentro del Área de Neurociencias, y ha sido formadora de profesionales sanitarios y pacientes en el sector farmacéutico. Es Coach Co-activa por The Coaches Training Institute, escuela pionera en la formación en Coaching de Salud en EEUU. Es experta en Programación Neurolingüística y en Eneagrama (Universidad Francisco de Vitoria, Robert Dilts y Instituto de PNL Salvador Carrión, Ph. D). Es diplomada en Naturopatía y se formó en Psicología Positiva. "Tras muchos años conviviendo con la enfermedad y los pacientes, el descubrimiento del coaching de salud y la naturopatía cambió mi comprensión de la salud y del bienestar humano, lo que unido a mi formación en farmacología y documentación médica, me dio el valor para ejercer mi vocación y contribuir a mejorar la calidad de vida de los demás. Mi pasión es trabajar para mejorar la salud y el bienestar de las personas a través del cambio de hábitos y la toma de responsabilidad sobre su propia salud. Creo que las personas siempre pueden conseguir más de lo que desean, porque son más de lo que creen ser".

Leave A Reply