Dieta Contra el Lupus

4
0 0 0

No hay una dieta especial para el lupus. En general, se debe tratar de llevar una dieta nutritiva, equilibrada y variada que contenga muchas frutas y verduras frescas, granos integrales, cantidades moderadas de carnes, aves y pescado graso.

Los ácidos grasos Omega-3 son importantes para las personas con lupus, que tienen un riesgo 5-10 veces mayor de padecer enfermedad cardiaca.

Donna Jackson Nakazawa, investigadora y escritora, dice: “Los pacientes con lupus pueden hacerlo mejor si siguen una dieta anti-autoinmune, lo que implica el consumo de alimentos integrales, en lugar de alimentos procesados. Esto incluye cordero, pollo, pavo, pescado con bajo contenido de mercurio, huevos libres de hormonas, verduras orgánicas y frutas frescas, granos enteros de fuentes libres de gluten, nueces y semillas. También significa evitar los alimentos altamente procesados, entre ellos, pan, cereales y aperitivos, carnes en conserva, y otros alimentos que suelen estar llenos de productos químicos, conservantes y aditivos“.

¿Qué alimentos se deben evitar si se tiene lupus?

Ciertos tipos de alimentos pueden provocar brotes de lupus en algunas personas. Estos incluyen:

Alimentos ricos en proteínas. Aunque la proteína es una parte importante de cualquier dieta, demasiada proteína puede ser un problema, especialmente si se tiene lupus relacionado con la enfermedad renal. La investigación ha demostrado que una dieta demasiado alta en proteínas puede contribuir al daño renal.

Productos de soya. Los productos de soya son ricos en un tipo de estrógeno llamado fitoestrógeno y el estrógeno es conocido por ser un factor de riesgo para el lupus. En estudios con animales, los investigadores observaron que una dieta rica en soya parecía empeorar los síntomas del lupus.

Brotes de alfalfa. Un alimento que las personas con lupus deben evitar es la alfalfa. Los comprimidos de alfalfa se han asociado con un síndrome similar al lupus o brotes de lupus. Esto puede ocurrir debido al aminoácido L-canavanina (que se encuentra en las semillas y los brotes de alfalfa, pero no en las hojas), que puede aumentar la inflamación.

Cafeína. El café y el té pueden reducir la cantidad de hierro que absorbe el cuerpo. El hierro es importante en la prevención de la anemia, una complicación común de lupus.

Alimentos recomendados

Estos alimentos pueden ser útiles para las personas que tienen lupus:

Alimentos ricos en hierro. Comer verduras de hoja verde, pescado y carnes magras como el hígado puede ayudar a compensar el riesgo de anemia.

Pescado. El Omega-3, que se encuentra en pescados como el salmón, la caballa, las sardinas y el arenque, contiene antiinflamatorios naturales y puede ayudar a reducir la hinchazón y la inflamación asociados con el lupus sistémico.

Antioxidantes. Muchas frutas y verduras son ricas en antioxidantes, que son sanadores naturales. Las bayas, los albaricoques y las batatas son fuentes especialmente buenas.

Vitaminas. La vitamina E, el zinc, la vitamina A y las vitaminas del complejo B son buenas para las personas con lupus. La vitamina C puede aumentar la capacidad de absorber el hierro y es una buena fuente de antioxidantes. La vitamina D es importante para las personas con lupus debido a que los pacientes con lupus deben evitar el sol, por lo que pueden tener una menor absorción de la vitamina D. El calcio y la vitamina D son conocidos por ayudar a reducir el riesgo de osteoporosis, que es común en las personas con lupus.

Control de peso

Algunos de los medicamentos que toman los pacientes con lupus pueden hacer que sea difícil mantener un peso saludable. La prednisona, uno de los medicamentos más utilizados para tratar los brotes de lupus, puede aumentar el apetito y causar aumento de peso.

El ejercicio regular de bajo impacto puede ayudar a compensar el aumento de peso y mejorar la salud en general.

Fuente: Lupus Foundation of America; Everyday Health

About Author

Alicia Borghi estudió Comunicación Social y se especializó en Corrección de Textos y Redacción Creativa. Trabaja desde hace más de 7 años como Editora y Redactora de contenidos.

4 comentarios

  1. martin ignos on

    gracias CoDeCo nutrilife, por esta publicacion.la encontre de pura casualidad, buscando los beneficios del zinc en la salud sexual. a mi me diagnosticaron LES secundario hace 3 años. habia buscado articulos para esta enfermedad, sin encontrar articulos como este, tan completo y vaya que he visto varios. en verdad felicidades. gracias. ojala tuvieran alguno para el sindrome de raynaud. 48 años. en el distrito federal cd de mexico, en que tienda o en donde se pueden comprar sus suplementos.zona norte del d.f por la zona de lindavista. gracias

    • Hola Martín. Gracias por tu comentario. Nosotros comercializamos nuestros tratamientos de manera directa. Si deseas más información sobre nuestros productos, puedes visitar: http://www.codeconutrilife.com/. Si nos indicas tu e-mail o teléfono, podemos llamararte para brindarte más información. Saludos.

    • Hola Juanita, los jugos de frutas y verduras, de colores fuertes, estos son ricos en antioxidantes y vitaminas, los cuales mejoran el sistema inmune y cardiovascular. La linaza: contiene un ácido graso llamado ácido alfa-linoleico, el cual puede disminuir la inflamación en el cuerpo.
      Es importante mantener el sistema nervioso lo mejor posible, ya que la ansiedad, la depresión y el estrés deprimen el sistema inmunológico, lo que hace que afloren los síntomas de la enfermedad, siendo de utilidad el grupo de vitaminas del grupo B, las que además favorecen a la piel y las mucosas, junto a los suplementos de Omega 3, los que además de proteger el sistema cardiovascular, también pueden ayudar a las células de la piel, el omega 3 ofrece un efecto antiinflamatorio, el cual es fundamental. También se han promovido los suplementos de Vitamina D.
      Los suplementos de dehidroepiandrosterona (DHEA): Podrían reducir las dosis de esteroides necesarias para estabilizar los síntomas en algunas personas que tienen lupus. Sin embargo estos suplementos podrían aumentar el riesgo de cáncer de próstata, mama, ovario y otros cánceres sensibles a las hormonas. Por lo tanto, no se recomienda el uso regular, sin la supervisión médica.

Leave A Reply