Lo que Necesitas Saber Acerca del Sol

0
0 0 0

Con el paso de los años, las opiniones acerca de los beneficios y riesgos del sol han ido cambiando. Mientras que durante siglos se consideró que tomar baños de sol era algo dañino, hace unas décadas se pasó al polo opuesto. Especialmente en verano, era frecuente ver las playas llenas de gente tomando sol durante horas y horas, sin tener en cuenta las consecuencias que esta conducta podía acarrear. El envejecimiento prematuro de la piel es el efecto más leve que se puede esperar y el peor es el cáncer de piel.

En el otro extremo se encuentra la helioterapia (o terapia de luz solar) que también ha sido impulsada y prescrita por médicos naturistas, quiénes recomiendan sus efectos beneficiosos en el tratamiento del raquitismo, los trastornos articulares crónicos y la tuberculosis osteoarticular.

¿Como actúa el sol sobre la piel?

Los rayos de sol son de dos tipos: visibles e invisibles. Estos últimos (los rayos infrarrojos y ultravioletas) son los más peligrosos ya que afectan directamente a la piel de los seres vivos.

Las personas de piel muy blanca o los niños pequeños deben broncearse paulatinamente durante días para evitar la aparición de eritema solar, que es la etapa inicial de las quemaduras.

Después de unos días de exposición al sol, la piel, para protegerse de las sucesivas radiaciones, va aumentando su pigmentación y también se endurecen las capas más superficiales de la piel.

¿Es malo tomar sol?

Tomar sol razonablemente activa las funciones vitales de la piel e incluso estimula la formación de glóbulos rojos. Tomar sola de forma excesiva acelera el envejecimiento de la piel.

¿Cuál es la mejor hora para tomar sol?

En verano lo aconsejable es tomar el sol en las primeras horas de la mañana o bien, entrada la tarde, cuando el sol está más bajo, para evitar una insolación excesiva. Si se está junto al mar, el efecto refractario de los rayos sobre el agua aumenta más la insolación.

Cuando sientas sensación de agotamiento después de un día de sol tienes que ser muy precavido, ya que es algo muy perjudicial. Un exceso de exposición al sol puede ocasionar nerviosismo, intranquilidad y quemaduras.

Lo indicado es comenzar a tomar el sol con exposiciones cortas, tres veces al día y con protector solar hasta alcanzar al cabo de los veinte días, unas dos horas de exposición al sol. Este tiempo se puede alargar en las épocas más frías del año.

Es muy importante proteger la cabeza, sobre todo en los niños.

Debido a la disminución de la capa de ozono, que frena la llegada de los rayos mas dañinos a la tierra actuando como un filtro natural de radiaciones ultravioleta, es necesario utilizar cremas con filtro solar.

About Author

María Becerril es Coach de Salud y Bienestar certificada por The Wellcoaches Company, Boston (MA), con más de 500 horas de coaching en el área de la salud. Ha trabajado durante años en asesoría e información médica, dentro del Área de Neurociencias, y ha sido formadora de profesionales sanitarios y pacientes en el sector farmacéutico. Es Coach Co-activa por The Coaches Training Institute, escuela pionera en la formación en Coaching de Salud en EEUU. Es experta en Programación Neurolingüística y en Eneagrama (Universidad Francisco de Vitoria, Robert Dilts y Instituto de PNL Salvador Carrión, Ph. D). Es diplomada en Naturopatía y se formó en Psicología Positiva. "Tras muchos años conviviendo con la enfermedad y los pacientes, el descubrimiento del coaching de salud y la naturopatía cambió mi comprensión de la salud y del bienestar humano, lo que unido a mi formación en farmacología y documentación médica, me dio el valor para ejercer mi vocación y contribuir a mejorar la calidad de vida de los demás. Mi pasión es trabajar para mejorar la salud y el bienestar de las personas a través del cambio de hábitos y la toma de responsabilidad sobre su propia salud. Creo que las personas siempre pueden conseguir más de lo que desean, porque son más de lo que creen ser".

Leave A Reply