6 Alimentos Útiles para Controlar la Hipertensión

0
0 0 0

Aunque la mayoría de las personas que padecen hipertensión suelen ser asintomáticas (no presentan síntomas ni molestias subjetivas), con el tiempo pueden comenzar a experimentar dolores de cabeza matutinos, vértigos, zumbido en los oídos, enrojecimiento del rostro o palpitaciones. Por este motivo se recomienda realizar un chequeo regular de la presión arterial y consultar al médico ante cualquier problema. Vale destacar que tener presión alta puede acarrear problemas de salud más graves, por lo que siempre es mejor prevenir. Cuidar la alimentación es uno de los métodos que permiten normalizar el nivel de la tensión arterial. Por ello se aconseja: bajar de peso, controlar el consumo de grasa y de colesterol, y consumir fibra y antioxidantes naturales. Conoce a continuación seis alimentos que han demostrado ser útiles para bajar la tensión arterial. 1. ARÁNDANOS Una porción de arándanos a la semana puede ayudar a evitar el riesgo de padecer hipertensión. Los arándanos, así como las fresas y las frambuesas, contienen compuestos naturales llamados antocianinas que protegen al cuerpo contra la hipertensión, según asegura un reciente estudio publicado en American Journal of Clinical Nutrition, que analizó a cerca de 157.000 hombres y mujeres. 2. CEREALES Los cereales, especialmente los integrales y ricos en fibra como la avena y las hojuelas de salvado de trigo, permiten reducir el riesgo de padecer presión arterial alta, según hallazgos recientes de investigadores de la Universidad de Harvard. 3. PAPAS La papa es un vegetal rico en potasio y en magnesio, dos minerales que ayudan en la lucha contra la presión arterial alta. Diversos estudios aseguran que si los estadounidenses aumentaran el consumo de potasio, los casos de hipertensión en los adultos disminuirían un 10 %. El mero, la espinaca, las bananas, la soja, los frijoles rojos y el yogur natural, también son alimentos ricos en ambos minerales. 4. REMOLACHA Según el estudio “Hypertension” llevado a cabo en la Queen Mary University de Londres, publicado el año pasado por la Asociación Estadounidense de Cardiología, tomar un vaso de jugo de remolacha permite bajar la presión arterial en solo algunas horas. Los investigadores encontraron que el nitrato que contiene el jugo produce el mismo efecto que una tableta de nitrato. Entre los alimentos ricos en nitrato se incluyen la espinaca, la lechuga, el repollo, las zanahorias y por supuesto, las remolachas enteras. 5. LECHE DESCREMADA La leche descremada y sus derivados pueden reducir el riesgo de padecer hipertensión, sobre todo en el caso de las mujeres. Esta es la conclusión de un estudio realizado en 2008, del cual participaron cerca de 3.000 mujeres de 54 años (edad promedio). Aquellas que consumieron productos bajos en grasas como el yogur, el requesón y la leche, redujeron un 11 % las probabilidades de tener presión arterial alta. 6. CHOCOLATE NEGRO Comer una onza de chocolate negro todos los días puede ayudar a bajar la presión arterial, especialmente a las personas que sufren de hipertensión, de acuerdo con lo asegurado por investigadores de la Universidad de Harvard, quiénes analizaron 24 estudios sobre chocolates. El chocolate tiene un alto contenido de flavonoides, compuestos naturales que dilatan los vasos sanguíneos. Se recomienda mayormente el consumo de chocolates que contengan entre un 50% y un 70% de cacao.

About Author

María Becerril es Coach de Salud y Bienestar certificada por The Wellcoaches Company, Boston (MA), con más de 500 horas de coaching en el área de la salud. Ha trabajado durante años en asesoría e información médica, dentro del Área de Neurociencias, y ha sido formadora de profesionales sanitarios y pacientes en el sector farmacéutico. Es Coach Co-activa por The Coaches Training Institute, escuela pionera en la formación en Coaching de Salud en EEUU. Es experta en Programación Neurolingüística y en Eneagrama (Universidad Francisco de Vitoria, Robert Dilts y Instituto de PNL Salvador Carrión, Ph. D). Es diplomada en Naturopatía y se formó en Psicología Positiva. "Tras muchos años conviviendo con la enfermedad y los pacientes, el descubrimiento del coaching de salud y la naturopatía cambió mi comprensión de la salud y del bienestar humano, lo que unido a mi formación en farmacología y documentación médica, me dio el valor para ejercer mi vocación y contribuir a mejorar la calidad de vida de los demás. Mi pasión es trabajar para mejorar la salud y el bienestar de las personas a través del cambio de hábitos y la toma de responsabilidad sobre su propia salud. Creo que las personas siempre pueden conseguir más de lo que desean, porque son más de lo que creen ser".

Leave A Reply