Controla los Nervios sin Ansiolíticos

2
0 0 0

Un mal día puede hacer que el sistema nervioso se altere afectando el descanso, complicando la convivencia y las relaciones.

La ansiedad es uno de los trastornos más comunes de la sociedad. Por ello, desde la aparición de los fármacos ansiolíticos, su administración ha aumentado paulatinamente hasta convertirse en uno de los grupos de medicamentos más consumidos en la actualidad.

Las sustancias químicas ansiolíticas (benzodiazepinas), actúan haciendo que el sistema nervioso central, encargado de procesar las sensaciones, funcione más lento. En un contexto de enfermedad puede ser muy adecuado el uso de ansiolíticos (etimología igual a “liquidador de la ansiedad”), pero su uso prolongado e indiscriminado puede derivar en un incremento de la tolerancia y la toxicidad facilitando la aparición de somnolencia, el empeoramiento de la memoria y del equilibrio y aumentando incluso el riesgo de sufrir caídas y fracturas, sobre todo en edades maduras.

La ciencia médica más ecuánime expone la recomendación de que el tratamiento de la ansiedad y el insomnio deben ser limitados en el tiempo y si es posible, con fármacos ansiolíticos de acción corta, para evitar dependencias. No se debe olvidar que la retirada de estos fármacos puede hacer que vuelvan a aparecer el insomnio y la ansiedad.

Por ello, cuando sea víctima de acontecimientos puntuales que desaten su intranquilidad y le generen síntomas de nerviosismo o ansiedad, trate de pensar en algunos cambios en su rutina para sentirse mejor.

¿Qué puedes hacer para aliviar la ansiedad?

  • Empieza por hacer un poco de ejercicio. El hecho de ejercitar facilita la segregación de serotonina, un neurotransmisor cerebral que ayuda a sentirse bien
  • Métete en la bañera con agua tibia y añade una esencia tranquilizante como romero, valeriana, ginseng…. Envuélvete 2 minutos en una toalla caliente después del baño y permítete unos minutos de relajación
  • Toma una infusión de pasiflora. Algunos estudios clínicos sugieren que tiene un efecto comparable al de los ansiolíticos. Es aplicada contra los síndromes de abstinencia de ciertas drogas o de alcohol
  • Refuerza esa actitud positiva pensando en algo que te ilusionó en el pasado o de lo que puedas estar agradecido en tu presente y atrévete a dar el primer paso hacia esa pequeña actividad que te gustaría comenzar

About Author

María Becerril es Coach de Salud y Bienestar certificada por The Wellcoaches Company, Boston (MA), con más de 500 horas de coaching en el área de la salud. Ha trabajado durante años en asesoría e información médica, dentro del Área de Neurociencias, y ha sido formadora de profesionales sanitarios y pacientes en el sector farmacéutico. Es Coach Co-activa por The Coaches Training Institute, escuela pionera en la formación en Coaching de Salud en EEUU. Es experta en Programación Neurolingüística y en Eneagrama (Universidad Francisco de Vitoria, Robert Dilts y Instituto de PNL Salvador Carrión, Ph. D). Es diplomada en Naturopatía y se formó en Psicología Positiva. "Tras muchos años conviviendo con la enfermedad y los pacientes, el descubrimiento del coaching de salud y la naturopatía cambió mi comprensión de la salud y del bienestar humano, lo que unido a mi formación en farmacología y documentación médica, me dio el valor para ejercer mi vocación y contribuir a mejorar la calidad de vida de los demás. Mi pasión es trabajar para mejorar la salud y el bienestar de las personas a través del cambio de hábitos y la toma de responsabilidad sobre su propia salud. Creo que las personas siempre pueden conseguir más de lo que desean, porque son más de lo que creen ser".

2 comentarios

Leave A Reply