La “Pimienta de los Pobres” Ayuda a Prevenir el Cáncer

0
0 0 0

 

Recientemente, Chris Kilham descubrió que la llamada “pimienta del hombre pobre”, también conocida como Lapidium virginicum, un miembro de la sabrosa familia de la mostaza, puede prevenir el cáncer.

Creo que la prevención es la mejor medicinal. He estado utilizando una gran cantidad de alimentos silvestres durante mucho tiempo. Estoy en mis 60 años y estoy perfectamente sano, que no fue el caso de mis padres y abuelos. Tenemos los mismos genes, pero nos alimentamos diferente“, explica  Steve Brill, especialista en plantas salvajes, oriundo de Nueva York.

Brill utiliza Lapidium virginicum sobre las ensaladas, en las salsas y como condimento.

Características

Lepidium virginicum es una planta que de flores de mayo a octubre. Sus flores son hermafroditas (tienen ambos órganos masculinos y femeninos) y son polinizadas por insectos.

La planta prefiere la luz y el suelo ácido, neutro y básico. Puede crecer en semi-sombra y no requiere de tierra húmeda.

Usos comestibles: condimento

Sus partes comestibles son las hojas y la vaina. Las hojas jóvenes (crudas o cocidas) son una fuente rica de vitamina C y tienen un sabor similar al berro. Cortadas en trozos pequeños se pueden añadir a las ensaladas, utilizar como adorno o ser cocidas con verduras.

Las vainas verdes tienen un sabor agradablemente picante y se puede comer crudas o ser utilizadas como condimento en sopas y guisos. La semilla es un sustituto de la pimienta.

Usos medicinales

Se aconseja siempre buscar el consejo de un profesional antes de utilizar una planta medicinal.

Lepidium virginicum  es utilizada como antihelmíntico, antiasmático, antiescorbútico, antitusivo, cardiotónico y diurético.

Las hojas de la hierba salvaje de pimienta son nutritivas y desintoxicantes. Se han utilizado para tratar la deficiencia de vitamina C y la diabetes, y para expulsar las lombrices intestinales. La hierba también es diurética y alivia los dolores reumáticos.

Los indios norteamericanos utilizaron la planta fresca molida para tratar la erupción por hiedra venenosa y el escorbuto.

Una cataplasma de las hojas se suele aplicar en el pecho para el tratamiento de la tos.

La semilla es antiasmática, antitusígena, cardiotónica y diurética. Se utiliza en el tratamiento de la tos y el asma con flema excesiva, edema, oliguria y acumulación de líquido en la cavidad torácica.

La cataplasma de las raíces magulladas se ha utilizado también para extraer ampollas. La raíz se utiliza para tratar el catarro excesivo dentro del tracto respiratorio.

Fuente: Fox News; Plants for a Future

About Author

Alicia Borghi estudió Comunicación Social y se especializó en Corrección de Textos y Redacción Creativa. Trabaja desde hace más de 7 años como Editora y Redactora de contenidos.

Leave A Reply