Mejore su sistema linfático naturalmente

105
0 0 0

¿Qué es el sistema linfático?

El sistema linfático es una red de órganos, ganglios linfáticos, conductos y vasos linfáticos que producen y transportan linfa desde los tejidos hasta el torrente sanguíneo. El sistema linfático es uno de los componentes principales del sistema inmunitario del cuerpo.
La linfa es un líquido transparente y lechoso, rico en células blancas que luchan contra las infecciones motivadas por virus y bacterias.

Los ganglios linfáticos producen células inmunitarias que ayudan al cuerpo a combatir las infecciones, al igual que filtran el líquido linfático y eliminan material extraño, como bacterias y células cancerosas. Cuando las bacterias son reconocidas en el líquido linfático, los ganglios linfáticos producen más glóbulos blancos para combatir la infección, lo cual hace que dichos ganglios se inflamen.

El sistema linfático comprende las amígdalas, las adenoides, el bazo, el timo y el quilo o sistema linfático intestinal. Es considerado parte del sistema circulatorio porque está formado por conductos parecidos a los vasos capilares, que transportan un líquido llamado linfa, que proviene de la sangre y regresa hacia ella.

Limpia tu organismo con las mejores recetas de agua desintoxicante cero calorías

Este sistema constituye la segunda red de transporte de líquidos corporales. A diferencia de la sangre, que circula gracias al impulso que recibe del corazón, la linfa no necesita ningún sistema de bombeo, puede circular, aunque lo hace lentamente, porque es empujada por la presión del propio sistema circulatorio y por el efecto del movimiento natural de los músculos.

Circular lentamente le permite filtrar y eliminar mejor los microbios, las partículas extrañas y los desechos celulares mientras se distribuyen los nutrientes en el organismo y el líquido sobrante conocido como líquido tisular o intersticial.

La linfa también transporta ciertos nutrimentos como los lípidos o grasas y distribuye los glóbulos blancos que actúan como defensa, además de transportar los desechos celulares, los glóbulos de grasa y las pequeñas partículas de proteínas.

Funciona como instrumento de depuración o limpieza, pero también funciona como sistema de protección y defensa del propio organismo.

Además, tiene una función clave en la nutrición de los tejidos, especialmente gracias a su efecto limpiador que se nota sobre la piel.
Muchos de los tratamientos estéticos tratan de aumentar la irrigación, para mejorar el aporte de nutrientes y de oxígeno.

5 recetas de batidos de proteínas para acabar con el cansancio

Productos naturales que apoyan el sistema linfático

El ajo, la cebolla y el puerro, son hortalizas con propiedades bactericidas, antivirales e inmuno-estimulantes, que aumentan las defensas frente a un resfriado, ya que refuerzan el sistema inmune haciendo que el organismo tenga menos probabilidad de resfriarse.

El grupo de las coles como el repollo, el coliflor y el brócoli también ayudan a fortalecer el sistema inmune y previenen enfermedades cardiovasculares y distintas formas de cáncer. Estas verduras deben ser consumidas crudas o poco hervidas para que no pierdan sus componentes naturales en el proceso de cocción.

También los antioxidantes, que permiten activar las defensas orgánicas y el sistema circulatorio, se encuentran en la naranja, mandarina, limón, pomelo, piña, papaya, kiwi, en las hortalizas verdes y en los tomates.

Sustancias nutricionales como la arginina, la ornitina, la glutamina y la glicina, se puede encontrar en productos naturales. Además,  existen alimentos ricos en fibras solubles que ayudan a eliminar sustancias toxicas por vía intestinal, aliviando el sistema linfático.

Son aconsejables también los ejercicios, preferiblemente dirigidos por un fisioterapeuta, para mejorar el drenaje linfático.
El masaje manual ayuda a realizar el drenaje linfático y a mejorar la circulación sanguínea.

Sigue leyendo: 8 secretos para desintoxicar tu cuerpo en poco tiempo

About Author

Reina Lamardo se graduó de médica en la Universidad Central de Venezuela, en 1993. Durante 2 años tuvo a cargo la Coordinación del Ambulatorio Urbano Nueva Caracas y por 6 años trabajó como residente en la Emergencia de la Clínica Panamericana de Caracas. Realizó estudios de Postgrado en Pediatría y Puericultura, luego desempeñó el cargo de Pediatra en el Centro Médico Pérez Bonalde. Durante el transcurso de su carrera desarrolló numerosos trabajos de investigación en beneficio de la comunidad y publicó escritos en prestigiosas revistas nacionales e internacionales. Actualmente reside en Estados Unidos y trabaja como Directora Médica en SanaSana y Latino Health Magazine. También brinda asesoría con el objetivo de educar al público en general acerca de las enfermedades que más preocupan a la comunidad hispana.

105 comentarios

  1. hola doctora la felicito por esta gran labor que hace.
    soy una muchacha de 24 años llevo un dia que me salio un fuego labial en el labio inferior
    en medio tambien mi labio esta inflamado y posteriormente se me inflamo un ganglio de la
    barbilla con dolor, estoy tomando pranosine y mucha vitamina C, tambien
    coloco hielo en mi labio y a bajado la inflamacion, mi labio y la
    barbilla donde esta el ganglio inflamado estan caliente.Esto me salio tras
    un estres y enojos,baja de defensas y no suelo comer mucha carne ni fruta.
    a que se debe esto que tengo? por su atencion gracias

Leave A Reply