sanasana

La Vacuna Contra el VPH No Previene el Contagio de Enfermedades de Transmisión Sexual

0

 

Si eres mujer y estás en edad fértil, si te preocupas por la salud sexual de tus hijas, conoce el objetivo y alcance de la vacuna del VPH (virus del papiloma humano genital)

¿Qué es el VPH?

El virus VPH se transmite al tener relaciones sexuales por contacto genital. Muchas personas sexualmente activas pueden contraer el virus VPH  a lo largo de su vida, aunque no sean conscientes de ello. Se ha observado una mayor incidencia de contagio al final de la adolescencia y comienzo de los veinte años.

Existen más de 40 variaciones del VPH que pueden afectar la zona genital masculina o femenina. Lo curioso es que muchos de estos tipos no ocasionan síntomas y suelen resolverse solos. 15 de sus tipologías más virulentas están relacionadas con la aparición de cáncer de cuello de útero y cáncer en la zona genital de la mujer. Las otras tipologías del VPH consideradas “menos peligrosas”, originan verrugas en el área genital tanto en el hombre como en la mujer.

Cada año cerca de 12000 mujeres reciben el diagnóstico de cáncer de útero en EE.UU. y cerca de 4000 mujeres mueren a causa de esta patología. Por ello, recientemente muchos laboratorios apostaron a sintetizar y comercializar vacunas que protegen frente a cepas “peligrosas” del VPH, para prevenir la infección en niñas adolescentes y el posible padecimiento de cáncer.

¿A qué edad se recomienda recibir la vacuna del VPH?

El uso de la vacuna del VPH se ha evaluado en niñas y mujeres de 9 a 26 años de edad. Actualmente se está investigando la seguridad y la eficacia de la vacuna para su administración en mujeres mayores de 26 años. Se recomienda vacunar a las niñas entre los 11 y 12 años de edad. La vacuna está aconsejada también para niñas y mujeres de 13 a 26 años que no hayan recibido la vacuna o todas las dosis indicadas.

¿Qué información hay sobre la vacuna para hombres y niños?

Se está evaluando la eficacia de la vacuna en hombres y niños. Según el Centro para la Prevención de Enfermedades estadounidense (CDC), es posible que la vacunación en los hombres aporte beneficios al prevenir las verrugas genitales y cánceres adyacentes menos frecuentes. En algunos países de Europa ya se puede administrar la vacuna en la población masculina.

La prevención y protección de la salud es importante. El problema aparece cuando se desconoce el alcance de esta protección. De hecho, datos de encuestas realizadas a adolescentes por el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos, sugieren que la falsa percepción de recibir “una medicina para reforzar la protección sexual”, puede estar generando un comportamiento erróneo en muchas mujeres que dejan de tomar precauciones en sus relaciones sexuales y quedan a merced de otras enfermedades de transmisión sexual.

El hecho de que la vacuna del VPH proteja frente a infecciones peligrosas, no quiere decir que pueda prevenir otras infecciones de transmisión sexual como pueden ser la gonorrea, la sífilis, o el HIV.

Si eres mujer y ya has sido vacunada…

Una mujer que ya fue vacunada no está exenta de realizarse los controles o exámenes  necesarios para prevenir y detectar enfermedades del cuello uterino. La vacuna del VPH no protege contra todos los tipos de virus que causan el cáncer de cuello uterino. Por ello el CDC recuerda que es posible que las mujeres que recibieron la vacuna después de haber empezado su actividad sexual y contrajeron el VPH, tal vez no obtengan el beneficio máximo de la administración de esta vacuna.

About Author

María Becerril es Coach de Salud y Bienestar certificada por The Wellcoaches Company, Boston (MA), con más de 500 horas de coaching en el área de la salud. Ha trabajado durante años en asesoría e información médica, dentro del Área de Neurociencias, y ha sido formadora de profesionales sanitarios y pacientes en el sector farmacéutico. Es Coach Co-activa por The Coaches Training Institute, escuela pionera en la formación en Coaching de Salud en EEUU. Es experta en Programación Neurolingüística y en Eneagrama (Universidad Francisco de Vitoria, Robert Dilts y Instituto de PNL Salvador Carrión, Ph. D). Es diplomada en Naturopatía y se formó en Psicología Positiva. "Tras muchos años conviviendo con la enfermedad y los pacientes, el descubrimiento del coaching de salud y la naturopatía cambió mi comprensión de la salud y del bienestar humano, lo que unido a mi formación en farmacología y documentación médica, me dio el valor para ejercer mi vocación y contribuir a mejorar la calidad de vida de los demás. Mi pasión es trabajar para mejorar la salud y el bienestar de las personas a través del cambio de hábitos y la toma de responsabilidad sobre su propia salud. Creo que las personas siempre pueden conseguir más de lo que desean, porque son más de lo que creen ser".

Leave A Reply