sanasana

Beneficios increíbles del Bitter Melón

0

El Bitter Melón es una especie de calabaza de origen tropical que se encuentra en los países de África, Asia y América Latina. Se conocen como calabacín amargo, melón bitter, karela o cundeamor chino. Su nombre científico es Momordica charantia y pertenece a la familia de las calabazas. Durante su vendimia, el melón amargo es de color amarillento o verde, aunque una vez que empieza a madurarse va tornándose de amarillo a naranja. Este fruto es muy común en la ingesta asiática pues lo consideran que equilibra todos los gustos en sus platillos. La investigación sobre sus propiedades curativas es prometedora y está llamando gran atención a los occidentales, debido a que generalmente lo utilizan para tratar múltiples afecciones. Incluso, es uno de los frutos más diuréticos que existen.

Si bien las variedades cambian de acuerdo al país, siempre suele ser un fruto alargado, acuoso y el cual puede comerse completamente. Posee una apariencia muy parecida al pepino, aunque más amarga.

Su consumo es muy variado, puede ser cocido, crudo, en té, zumo, frito o relleno. Es un fruto muy amargo y esto se debe a los cucurbitacinas que posee. Muchas personas lo colocan en agua salada para reducir el amargor para luego prepararlo a la vinagreta.

El Bitter Melón es una estupenda fuente de ácido pantoténico, hierro, potasio, magnesio, fósforo, y vitamina B-6. Las frutas, brotes y flores pueden ser ingeridos como verdura, y son ricos en caroteno, calcio y riboflavina.

Según los profesores de la Facultad de Artes Liberales Doshisha, el Bitter Melón o Melón amargo) en una ingesta diaria, genera cambios en la inmunidad sistémica, es decir, una disminución en el número de linfocitos, el aumento de las de células Th y células NK; por lo que, el Bitter Melón de manera dietética actúa como anti-inflamatorias, tanto intestinales como sistémicas.

Su principal beneficio, es controlar la glucosa, gracias a tres sustancias que contiene conocidas como charantin, vicina y el polipéptido-p. Asimismo, el Bitter Melón ayuda a  prevenir los altos niveles de colesterol malo, favoreciendo el sistema digestivo y el tránsito intestinal, siendo muy recomendado para hacer buena digestión o para personas que padecen de estreñimiento. Además, posee muy pocas calorías ya que solo cuenta con 17 kcal por cada cien gramos.

Las milagrosas propiedades que posee el Bitter Melón pueden llegar a reducir los niveles de azúcar en la sangre en pacientes con diabetes actuando sobre la supresión del apetito. Este efecto es similar al que produce la insulina en el cerebro.

El Bitter Melón es un excelente depurativo y ayuda a eliminar las toxinas del organismo. Es recomendable tomar un vaso del jugo de esta fruta, combinado con jugo de un limón y unas cucharadas de miel con la finalidad de mejorar las afecciones en la piel, como por ejemplo el acné.

El Bitter Melón también es muy utilizado en forma de antiviral y antibacteriano, incluso, según los expertos investigadores, han encontrado una sustancia que se le conoce como MAP30 muy efectiva para el tratamiento de tumores cancerígenos y hasta el  HIV, aunque queda mucho por investigar respecto a sus propiedades y beneficios.

Se dice que en la India su uso es muy común, ya que por lo general lo utilizan para cuestiones relacionadas con el tracto digestivo, como hemorroides y dolores estomacales. También se utiliza para las complicaciones en la piel y para los herpes.

Además de todos los beneficios que posee, podemos mencionar que el Bitter Melón sin duda alguna, es un poderoso aliado para la pérdida de peso, ya que es  sumamente diurético. Es eficaz para eliminar la retención de líquido en el y para activar la digestión.

Sin duda alguna es una planta milagrosa y de grandes beneficios para nuestro organismo. SI padeces de alguna afección antes mencionada, de seguro el Bitter Melón te ayudará a mejorar tu salud.

About Author

Reina Lamardo se graduó de médica en la Universidad Central de Venezuela, en 1993. Durante 2 años tuvo a cargo la Coordinación del Ambulatorio Urbano Nueva Caracas y por 6 años trabajó como residente en la Emergencia de la Clínica Panamericana de Caracas. Realizó estudios de Postgrado en Pediatría y Puericultura, luego desempeñó el cargo de Pediatra en el Centro Médico Pérez Bonalde. Durante el transcurso de su carrera desarrolló numerosos trabajos de investigación en beneficio de la comunidad y publicó escritos en prestigiosas revistas nacionales e internacionales. Actualmente reside en Estados Unidos y trabaja como Directora Médica en SanaSana y Latino Health Magazine. También brinda asesoría con el objetivo de educar al público en general acerca de las enfermedades que más preocupan a la comunidad hispana.

Leave A Reply