sanasana

Depresión y Ansiedad: Haga Ejercicio para Combatir los Síntomas

0

 

El ejercicio ayuda a prevenir y mejorar una serie de problemas de salud, incluyendo la presión arterial alta, la diabetes y la artritis. La investigación muestra beneficios psicológicos del ejercicio sobre la ansiedad y la depresión.

¿Cómo el ejercicio ayuda a combatir la depresión y la ansiedad?

El ejercicio probablemente ayuda a aliviar la depresión de las siguientes formas:

  • Liberación de sustancias químicas del cerebro que alivian la depresión (neurotransmisores y endorfinas)
  • Reducción de sustancias químicas del sistema inmunológico que pueden empeorar la depresión
  • Aumento de la temperatura corporal, lo que puede tener efectos calmantes

 

El ejercicio también brinda beneficios psicológicos y emocionales como:

Ganar confianza. Cumplir metas de ejercicios puede aumentar la confianza en sí mismo y mejorar la percepción sobre la apariencia

Liberar la mente de preocupaciones. El ejercicio ayuda a alejarse de los pensamientos negativos que alimentan la ansiedad y la depresión

Obtener mayor interacción social. El ejercicio permite socializar con los demás

¿Qué tipo de ejercicio es mejor?

Correr, levantar pesas, andar en bicicleta, hacer yoga y otras actividades pueden ayudar. También es de utilidad practicar actividades sencillas como salir a caminar, pasear al perro, lavar el auto, etc. Lo importante es salir de la casa y estar en movimiento.

Cantidad de actividad física

Se recomienda hacer 30 minutos o más de ejercicio por día, durante 3 a 5 días a la semana.

Los beneficios del ejercicio sobre la salud mental pueden durar sólo si se lo practica en el largo plazo.

Consejos de motivación

Tenga en cuenta algunos consejos para iniciar la práctica de ejercicio:

Encontrar una actividad que le agrade. Averigüe qué tipo de actividades físicas le gustan más y verá que es más fácil hacerlo todos los días

Hablar con el doctor o psicólogo. Hable con su médico o terapeuta y solicite apoyo y consejo

Establecer metas razonables. Trate de comenzar de a poco y si siente que puede dar más, hágalo, pero de manera progresiva y realista

No pensar en el ejercicio como en una obligación. Si piensa que el ejercicio es una obligación, no lo hará todos los días. Trate de pensar en el ejercicio como en una terapia

Celebrar los pequeños logros. Disfrute de observar pequeños cambios en su vida cotidiana, en su estado de ánimo y también en su físico y salud.

Si hace ejercicio con regularidad, pero los síntomas de ansiedad o depresión todavía interfieren con su vida diaria, consulte a su médico.

Fuente: Mayo Clinic

About Author

Alicia Borghi estudió Comunicación Social y se especializó en Corrección de Textos y Redacción Creativa. Trabaja desde hace más de 7 años como Editora y Redactora de contenidos.

Leave A Reply