sanasana

Dieta Contra la Gripe y los Resfriados

2

 

Cuando es temporada de gripe y resfriados, se suele tener en cuenta la posibilidad de contagio. Las personas procuran lavarse más las manos para eliminar gérmenes y se mantienen alejadas de toses y estornudos.

Pero, ¿qué se puede hacer para prevenir estas condiciones?

La investigación sugiere que una dieta adecuada no sólo ayuda a prevenir los resfriados y la gripe, sino que alivia sus síntomas.

Las personas que tienen deficiencia de nutrientes específicos desarrollan más infecciones que las personas que están bien alimentadas. Además, los expertos en medicina integrativa aseguran que ciertos alimentos saludables pueden ayudar a potenciar la inmunidad, incluso si no se padecen deficiencias nutricionales.

Para enfrentar la temporada de gripe comienza por practicar ejercicio, reduce el estrés y elabora un plan equilibrado de comidas nutritivas que deje de lado comida rápida, refrescos, etc.

Accede a 3 menús eficaces para prevenir y aliviar los síntomas de gripe y resfriados:

Menú 1

  • Desayuno: tostadas de trigo integral con huevos revueltos y queso bajo en grasa. Un vaso de leche de vaca o de soja con vitamina D
  • Almuerzo: sándwich de pan integral con pavo, aguacate, tomate y cebolla. Una taza con trocitos de melón. Un té verde
  • Cena: ensalada de espinacas con salmón a la parrilla en salsa (la salsa contiene aceite de canola). Puedes añadir un tazón de sopa de verduras

 

Los granos enteros y el salmón aportan selenio, que fortalece el sistema inmunológico. La espinaca es rica en ácido fólico, vitamina A y vitamina C.

El melón aporta vitaminas C y A, y el aguacate más ácido fólico. Los niveles altos de vitamina C en la sangre se asocian con una mayor inmunidad. Algunos estudios sugieren que puede reducir el tiempo que duran los resfriados.

El consumo de té verde se ha visto asociado con menos muertes por neumonía en estudios realizados a mujeres japonesas.

Menú 2

  • Desayuno: un batido de fresas y plátano, un par de cucharadas de semillas de linaza y un yogurt con probióticos
  • Almuerzo: sándwich de pan integral con pechuga de pollo asada, lechuga, cebolla, tomate aliñado con salsa barbacoa y frijoles de soja. Un té verde caliente
  • Cena: Chili hecho con carne roja, patatas con  piel al horno y ensalada de espinacas o lechuga romana con peras y nueces. Todo acompañado de una vinagreta de frambuesa hecha con aceite de canola

 

El hierro es parte de las enzimas implicadas en la destrucción de los microorganismos infecciosos. La carne roja magra, el pollo y la soja aportan hierro y zinc. La deficiencia de zinc puede aumentar la susceptibilidad a las infecciones. La patata al horno también aporta hierro, así como  vitamina C.

Según estudios realizados por DanActive a niños de 3 a 5 años, los probióticos (lactis Bi-07 y L.acidophilus NCFM) ofrecieron protección extra contra la gripe y ayudaron a reducir la fiebre, la rinitis y la tos, así como el número de días de no asistencia al colegio por enfermedad.

Menú 3

  • Desayuno: emparedados de grano integral servidos con frutos del bosque, yogur (con probióticos y vitamina D) y té recién hecho o café
  • Almuerzo: ensalada de atún con cebolla picada y vinagreta ligera de aceite de oliva, en pan de pita de trigo, con palitos de zanahoria, ensalada de frutas (con kiwi y gajos de naranja o frutas del bosque) y té caliente
  • Cena: carne de solomillo de ternera, pimiento rojo, brócoli y aceite de canola servido sobre una cama de arroz cocido al vapor y espolvoreado con nueces o almendras tostadas. Acompañar con sopa de miso caliente u otro caldo

 

El selenio es necesario para un sistema inmune fuerte, pero su exceso puede hacer el efecto contrario, así que lo mejor es obtenerlo mediante los alimentos. Los emparedados integrales, el pan de pita, el arroz, y el atún contribuyen a su aporte.

La deficiencia de zinc puede aumentar la susceptibilidad a infecciones. El yogur, la carne de res magra y las almendras o nueces brindan una buena dosis de zinc.

El brócoli y los pimientos rojos aportan 3 nutrientes que combaten la infección: el ácido fólico, la vitamina C y la vitamina A. Las bayas y la ensalada de frutas aportan aún más ácido fólico y vitamina C.

About Author

María Becerril es Coach de Salud y Bienestar certificada por The Wellcoaches Company, Boston (MA), con más de 500 horas de coaching en el área de la salud. Ha trabajado durante años en asesoría e información médica, dentro del Área de Neurociencias, y ha sido formadora de profesionales sanitarios y pacientes en el sector farmacéutico. Es Coach Co-activa por The Coaches Training Institute, escuela pionera en la formación en Coaching de Salud en EEUU. Es experta en Programación Neurolingüística y en Eneagrama (Universidad Francisco de Vitoria, Robert Dilts y Instituto de PNL Salvador Carrión, Ph. D). Es diplomada en Naturopatía y se formó en Psicología Positiva. "Tras muchos años conviviendo con la enfermedad y los pacientes, el descubrimiento del coaching de salud y la naturopatía cambió mi comprensión de la salud y del bienestar humano, lo que unido a mi formación en farmacología y documentación médica, me dio el valor para ejercer mi vocación y contribuir a mejorar la calidad de vida de los demás. Mi pasión es trabajar para mejorar la salud y el bienestar de las personas a través del cambio de hábitos y la toma de responsabilidad sobre su propia salud. Creo que las personas siempre pueden conseguir más de lo que desean, porque son más de lo que creen ser".

2 comentarios

Leave A Reply