sanasana

Ejercicios que Mejoran los Síntomas de la Menopausia

4

Entre los 45 y 50 años, la menopausia llega a la vida de la mujer, los niveles de hormonas como el estradiol comienzan a disminuir, provocando algunos cambios como la disminución de la densidad de los huesos y un aumento progresivo del riesgo de padecer enfermedad cardiovascular.

Si no intentas mantener tu movilidad y buen estado físico, aumentará el riesgo de que padezcas enfermedades cardiovasculares, osteoporosis, etc.

Las ventajas  de realizar ejercicio son múltiples a la hora  de  mitigar los síntomas de la menopausia:

  • Existe un aumento de la actividad fibrinolítica del plasma y una disminución del fibrinógeno. Esto previene la formación de trombos en las arterias
  • Favorece el metabolismo del calcio, en relación con su fijación en los huesos. El calcio que llega al organismo a través de los alimentos se fija de forma más intensa sobre el tejido óseo si se hace ejercicio
  • Desencadena la liberación en el cerebro de una serie de sustancias como las endorfinas, que aumentan la sensación de bienestar y mitigan la intensidad de los sofocos

 

El ejercicio recomendada variará según los gustos, la capacidad física de cada mujer y la existencia de alguna enfermedad. Si hace muchos años que no practicas ningún deporte de forma habitual, para evitar complicaciones es mejor comenzar con una actividad física adecuada, recomendada por un terapeuta.

En general, es bueno comenzar con ejercicio dinámico como caminar, correr, andar en bicicleta o nadar, aunque añadir entrenamiento estático de baja intensidad ayuda a mejorar la fuerza y la potencia muscular.

El entrenamiento puede durar entre 30 y 60 minutos y ser realizado 3 o 4 días a la semana. Al iniciar un programa de ejercicio, la duración de las sesiones recomendada es de 20-30 minutos (tiempo que podrá ir aumentando progresivamente).

Lo más importante es incluir la actividad física en la vida diaria. Ir caminando al trabajo o al mercado, fijar una hora al día para realizar ejercicio o practicar un deporte, o aprender a bailar, son actividades beneficiosas (física y psicológicamente) que deben convertirse en rutina.

Y, por supuesto, adapta el ejercicio a tus gustos y posibilidades para que, de verdad, los puedas hacer en el largo plazo. Así que, deja la televisión y ponte en marcha, tu organismo te lo va a agradecer.

About Author

María Becerril es Coach de Salud y Bienestar certificada por The Wellcoaches Company, Boston (MA), con más de 500 horas de coaching en el área de la salud. Ha trabajado durante años en asesoría e información médica, dentro del Área de Neurociencias, y ha sido formadora de profesionales sanitarios y pacientes en el sector farmacéutico. Es Coach Co-activa por The Coaches Training Institute, escuela pionera en la formación en Coaching de Salud en EEUU. Es experta en Programación Neurolingüística y en Eneagrama (Universidad Francisco de Vitoria, Robert Dilts y Instituto de PNL Salvador Carrión, Ph. D). Es diplomada en Naturopatía y se formó en Psicología Positiva. "Tras muchos años conviviendo con la enfermedad y los pacientes, el descubrimiento del coaching de salud y la naturopatía cambió mi comprensión de la salud y del bienestar humano, lo que unido a mi formación en farmacología y documentación médica, me dio el valor para ejercer mi vocación y contribuir a mejorar la calidad de vida de los demás. Mi pasión es trabajar para mejorar la salud y el bienestar de las personas a través del cambio de hábitos y la toma de responsabilidad sobre su propia salud. Creo que las personas siempre pueden conseguir más de lo que desean, porque son más de lo que creen ser".

4 comentarios

  1. muchas gracias por tan bella información Dios los continué bendiciendo para que nosotros los lectores estemos con el mayor conocimiento

  2. Muchísimas gracias por tan buen artículo, yo no se si estoy atravesando menopausia pero sudo mucho y a veces siento ansiedad, tengo56 años y A penas empiezo a sentir eso. no me caería mal hacer más ejercicio muchas gracias

Leave A Reply