sanasana

Infusión de Bitter Melón, una alternativa eficaz contra la diabetes

0

El Bitter Melón, Melón Amargo o también conocido Karela, es de origen tropical y muy similar a la calabaza. Su increíble acción ayuda a prevenir distintos problemas de salud. Es más popular en países como África, Asia y América Latina, ya que se ha encontrado que su consumo frecuente puede disminuir los niveles de glucosa en pacientes diabéticos. Igualmente, se ha podido comprobar que puede luchar contra las células cancerígenas, incluso la que ya se han desarrollado.

Este vegetal se produce en zonas tropicales y generalmente se utiliza para alimento y medicamento. Es perteneciente a la familia de las cucurbitáceas y  su textura es un tanto verrugosa. Su sabor es muy amargo, de hecho, entre todos los vegetales comestibles este es el más amargo.

El color de sus vainas son de un color verde  claro y oscuro, y su forma es oblongo u ovalado y con una punta afilada. Su interior es de color blanco con semillas rugosas. Cuando está maduro sus semillas son de color rojizas.

El Bitter Melón tiene gran valor nutricional como por ejemplo; ácido fólico, calcio, magnesio,  hierro, fósforo, proteínas, carbohidratos, vitaminas A, C y varias vitaminas B. Contiene muy pocas calorías y gran cantidad en fibra dietética como ácido linoleicos (ácido graso esencial omega-6) y ácido oleico (grasa no saturada).

Los pacientes con diabetes que buscan alguna alternativa natural para controlar su enfermedad, pueden ver el Bitter Melón como una potente cura, ya que ayuda a mejorar las alteraciones metabólicas por sus efectos sobre la glucosa.

Una de las funciones más relevantes del Bitter Melón es ayudar a eliminar grasa corporal a través de la disminución y el mantenimiento de niveles adecuados de azúcar en el organismo. Además, también puede aumentar la cantidad de células beta en el área del páncreas que están relacionadas en la segregación de la insulina. El mejoramiento en los niveles de insulina puede ayudar a disminuir la elevación de azúcar en la sangre, lo que hace posible bajar de peso corporal.

El Bitter Melón contiene una composición fotoquímica en el que combina las sustancias tarantín, saponina, peptides y de alcaloiles, que son las que contribuyen en el tratamiento para combatir la diabetes.

En el caso de los pacientes con diabetes mellitus que son caracterizados por metabolizar los carbohidratos por la producción no adecuada de insulina, es recomendable el consumo de un melón pequeño o unos 56 mililitros de jugo fresco al día. Asimismo, se pueden elaborar tinturas de melón amargo: 5 ml. de dos a tres veces diario.

La infusión de las hojas del Bitter Melón para la diabetes es una alternativa muy eficaz debido a que todas las propiedades de la hoja la podemos aprovechar de manera directa y fresca.

Para la elaboración de una infusión con las hojas del Bitter Melón y conservar sus propiedades, debemos lavar y cortar las hojas finamente. Agrega un puñado de las hojas en dos vasos de agua. Colócalo a hervir por 15 minutos sin taparlo. Deja que se refresque y cuélalo. Puedes ingerirlo tres veces al día un tercio de taza.

El Bitter Melón también lo podemos ingerir de las siguientes formas: puede ser en cápsulas, tabletas o en hervidos. El efecto de las hojas también disminuyen los niveles de azúcar en la sangre. Igualmente podemos aprovechar sus beneficios tomando el jugo, de preferencia en ayunas. Además, es recomendable no consumir alimentos sólidos hasta una hora después de tomarlo.

Es necesario tener presente que las personas diabéticas no deben sustituir los medicamentos farmacológicos, y deben mantener un control médico constante, además de supervisar sus niveles glicémicos.

No obstante, no cabe duda que el Bitter Melón es una excelente oportunidad que la naturaleza nos regala para ayudarnos con este padecimiento. ¡Aprovecha de sus maravillosos beneficios!

About Author

Reina Lamardo se graduó de médica en la Universidad Central de Venezuela, en 1993. Durante 2 años tuvo a cargo la Coordinación del Ambulatorio Urbano Nueva Caracas y por 6 años trabajó como residente en la Emergencia de la Clínica Panamericana de Caracas. Realizó estudios de Postgrado en Pediatría y Puericultura, luego desempeñó el cargo de Pediatra en el Centro Médico Pérez Bonalde. Durante el transcurso de su carrera desarrolló numerosos trabajos de investigación en beneficio de la comunidad y publicó escritos en prestigiosas revistas nacionales e internacionales. Actualmente reside en Estados Unidos y trabaja como Directora Médica en SanaSana y Latino Health Magazine. También brinda asesoría con el objetivo de educar al público en general acerca de las enfermedades que más preocupan a la comunidad hispana.

Leave A Reply