sanasana

La graviola, planta milagrosa

0

La Annona muricata, guanábana o graviola es un árbol pequeño y vertical, de hojas verdes, brillantes y perennes. Es nativa de la selva tropical de Perú y Brasil, aunque se encuentra en todas las zonas tropicales, se puede sacar provecho de toda la planta, es decir, hojas, frutos, flores, tallos, raíces y corteza, la parte más medicinal de la guanábana son las hojas.

CARACTERISTICAS DE LA GRAVIOLA
La graviola o guanábana está constituida por agua, principalmente, y su pulpa ofrece decenas de nutrientes, entre ellos, altas dosis de vitamina C, ayudando a mantener equilibrados y saludables los niveles de antioxidantes en el cuerpo.
Además, cuenta con proteínas, sales minerales, potasio, calcio, fósforo, hierro y lípidos. Es bueno saber que tiene un alto valor calórico por sus hidratos de carbono, por lo que no se aconseja consumir en demasía si se está haciendo dieta.

PROPIEDADES MEDICINALES Y CURATIVAS DE LA GRAVIOLA

La guanábana o la fruta del árbol de Graviola es un producto milagroso para matar las células cancerosas. Es 10,000 veces más potente que la quimioterapia. ¿Por qué no estamos enterados de ello?, porque existen organizaciones interesadas en encontrar una versión sintética, que les permita obtener fabulosas utilidades.

Así que de ahora en adelante, usted puede ayudar a un amigo que lo necesite, haciéndole saber que le conviene beber jugo de guanábana para prevenir la enfermedad. Su sabor es agradable y por supuesto no produce los horribles efectos de la quimioterapia, y si tiene la posibilidad de hacerlo, plante un árbol de Guanábana en su patio trasero. Todas sus partes son útiles; sin embargo, la pulpa de la guanábana se puede consumir con zumo o diluida en agua para aprovechar sus beneficios como diurético. Es un potente regulador de las funciones del cuerpo, sirve para combatir la hipertensión, las enfermedades en las vías respiratorias (sobre todo resfriados), depurar y mantener la salud del hígado y regular los niveles de azúcar en sangre (ideal para las personas que padecen diabetes).

También se pueden consumir las hojas de guanábana o graviola, en el caso de pacientes con paperas y los que padecen nerviosismo o insomnio. Usando una mezcla de hojas y un puñado de flores de la planta se puede elaborar una infusión endulzada con miel para tratar estados gripales o diferentes convalecencias si se padece una enfermedad o luego de una operación.

Las semillas pulverizadas sirven como repelente para los insectos si se unta en la piel, el agua de las hojas también es indicado para eliminar piojos y liendres, aplicando de manera tópica en el cuero cabelludo.
Se puede realizar un licuado hecho con tres hojas de guanábana y una taza de agua y beber en ayunas durante una semana seguida para mejorar los síntomas de la quimioterapia o algún medicamento muy fuerte.

Se puede aprovechar la totalidad de la planta, es decir, hojas, frutos, flores, tallos, raíces y corteza, siendo todo medicinal. La parte que tiene más “poder” son las hojas. En América se consume como té o licuado. Su gusto es delicioso y dulce.

La fruta es muy grande, su pulpa blanca y dulce se usa para elaborar licuados, zumos, helados y postres o se come directamente. El interés de esta planta se debe a sus fuertes efectos anticancerígenos, y aunque se le atribuyen muchas más propiedades, lo más interesante de ella es el efecto que produce sobre los tumores.
Esta planta es un remedio contra el cáncer, probado para los cánceres de todos los tipos.

Hay quienes afirman que es de gran utilidad en todas sus variantes y se la considera además como un agente antimicrobial de ancho espectro contra las infecciones bacterianas y por hongos.

Veamos algunas conclusiones:
– Es una terapia natural que no causa náuseas extremas, ni pérdida de peso o del cabello.
– Protege el sistema inmunológico, evitando las infecciones mortales.

– La persona se siente más fuerte y más saludable a lo largo del tratamiento. Esa energía renovada mejora sus perspectivas en la vida.

– Y lo que es todavía más asombroso: Este tipo de terapia, con el extracto de graviola o guanábana, destruye tan solo las células malignas del cáncer y no afecta las células sanas.
A pesar de ser una planta milagrosa, la graviola o guanábana, también posee efectos secundarios, estos son: Como es antimicrobiana, si se consume en altas dosis puede alterar la flora intestinal y causar estreñimiento o diarreas. Es preciso consumir esta fruta con moderación, comenzando con una dosis mínima y luego ir aumentándola cada día o semana. A su vez, por sus acciones vasodilatadora, hipotensora y cardiodepresora, no está indicada en personas que sufren problemas cardíacos o sanguíneos. Tampoco en las mujeres embarazadas, aunque es bueno después del parto para tener bastante leche.

Esperamos sea de utilidad, esta breve guía, sobre esta maravillosa planta milagrosa.

About Author

Reina Lamardo se graduó de médica en la Universidad Central de Venezuela, en 1993. Durante 2 años tuvo a cargo la Coordinación del Ambulatorio Urbano Nueva Caracas y por 6 años trabajó como residente en la Emergencia de la Clínica Panamericana de Caracas. Realizó estudios de Postgrado en Pediatría y Puericultura, luego desempeñó el cargo de Pediatra en el Centro Médico Pérez Bonalde. Durante el transcurso de su carrera desarrolló numerosos trabajos de investigación en beneficio de la comunidad y publicó escritos en prestigiosas revistas nacionales e internacionales. Actualmente reside en Estados Unidos y trabaja como Directora Médica en SanaSana y Latino Health Magazine. También brinda asesoría con el objetivo de educar al público en general acerca de las enfermedades que más preocupan a la comunidad hispana.

Leave A Reply