sanasana

Lavanda: Combate el Dolor, los Nervios, el Insomnio y la Alopecia

0

 

Un estudio reciente muestra que respirar el aroma de aceite de lavanda puede reducir el estrés y el dolor causado por la inserción de agujas en la piel.

El estudio, publicado en la Revista de Medicina Alternativa y Complementaria, mostró que un grupo de personas que respiró esencia de lavanda mostró una disminución de los valores del índice biespectral y menos dolor en la inserción de agujas. Los valores del índice biespectral evalúan la profundidad de la anestesia.

La conclusión de los investigadores fue que el aceite de lavanda ayuda de manera significativa los pacientes con dolor.

Origen y usos

Originaria de las montañas de la cuenca del Mediterráneo, la lavanda (Lavandula angustifolia) se cultiva en Europa, EE.UU. y Australia. Su aceite se utiliza ampliamente en artículos cosméticos y en aromaterapia.

La planta y sus preparados se utilizan como antiséptico en la medicina griega, romana y árabe. En el antiguo Egipto, la lavanda se usaba en cosméticos y para embalsamar. Los primeros romanos usaban la lavanda en sus baños. El rey Carlos VI de Francia utilizaba una almohada de lavanda para dormir.

La lavanda también fue usada por los ladrones de tumbas para alejar la peste negra. En la medicina tibetana budista, la lavanda se usa para tratar la psicosis.

Conocido por sus propiedades calmantes y sedantes, el aceite de lavanda también se usa para inducir la calma y el sueño.

El Dr. James Duke recomienda usar la lavanda en los casos de amenorrea (ausencia de menstruación), quemaduras, síndrome de túnel carpiano, insomnio, dolor, psoriasis y vaginitis. En Alemania, la Comisión E, que regula las hierbas medicinales, apoya el uso de la lavanda para calmar la inquietud, el insomnio y los problemas de estómago e intestinales.

Insomnio o agitación

La evidencia científica sugiere que la aromaterapia con lavanda puede disminuir la actividad del sistema nervioso, mejorar la calidad del sueño, aumentar la relajación y mejorar el estado de ánimo.

Los estudios también sugieren que el masaje con aceites esenciales de lavanda también  puede mejorar la calidad del sueño, el estado de ánimo, aumentar la concentración y reducir la ansiedad.

Alopecia areata

En un estudio reciente realizado con personas con alopecia areata (una enfermedad autoinmune que provoca la caída del cabello en forma de parches), quienes recibieron masajes en el cuero cabelludo con aceites esenciales de lavanda durante 7 meses, mostraron nuevo crecimiento del pelo en comparación con los que recibieron masajes sin aceites esenciales.

Otros usos

La aromaterapia utiliza la lavanda también para tratar dolores de cabeza, trastornos nerviosos y agotamiento.

Los herbolarios la utilizan para tratar enfermedades de la piel tales como infecciones por hongos (candidiasis), heridas, eczema y acné.

Compuestos y propiedades

La lavanda contiene un grupo de compuestos aromáticos que incluyen acetato de linalilo, linalol, cineol, alcanfor y limoneno, entre otros.

En estudios con animales, el aceite de lavanda demostró un efecto calmante sobre el sistema nervioso, mientras que en estudios con seres humanos ayudo a aliviar molestias perineales.

El aceite de lavanda ha sido citado en el Journal of the National Cancer Institute como un posible sustituto del tamoxifeno, un medicamento quimioterapéutico. Se necesita más investigación sobre este tema.

Fuentes: Medicine Hunter; University of Maryland

About Author

Alicia Borghi estudió Comunicación Social y se especializó en Corrección de Textos y Redacción Creativa. Trabaja desde hace más de 7 años como Editora y Redactora de contenidos.

Leave A Reply