sanasana

Los Orgasmos Alargan la Vida

0

 

El famoso psicólogo de Stanford, Lewis Terman, quien murió en 1956, una vez se preguntó si la gente educada, especialmente las mujeres, tenían una vida sexual normal.

En 1941 el Dr. Terman realizó un estudio con más de 1.500 californianos. Las participantes casadas revelaron su satisfacción sexual y el promedio y la duración de sus encuentros sexuales.

El Dr. Terman demostró que sus participantes brillantes lograron una puntuación tan alta como los individuos menos dotados, en la frecuencia del coito, la pasión y los orgasmos.

Orgasmo y longevidad

En la actualidad, el Dr. Howard Friedman y sus colegas están llevando a cabo un estudio llamado Proyecto Longevidad. Su objetivo es profundar sobre la vida y muerte de las 672 mujeres y los 856 hombres que fueron contratados por primera vez en el estudio de Terman en 1921.

En 1941, las mujeres respondieron a la pregunta: «¿Qué tan bien acoplados se encuentran usted y su esposo, desde el punto de vista estrictamente sexual?» La mayoría de las mujeres calificó a los encuentros como «satisfactorios» e informaron la frecuencia del orgasmo durante el coito: el promedio estuvo por encima del punto medio. Por lo tanto, la satisfacción sexual, en general, era buena pero no excepcional.

El doctor Friedman  y su equipo también buscaron los certificados de defunción de los participantes para averiguar si la satisfacción sexual se relacionaba con una vida más larga.

El resultado fue muy claro y sorprendente: las mujeres que tenían una mayor frecuencia para alcanzar el orgasmo durante las relaciones sexuales tendían a vivir más.

La satisfacción sexual tiende a desempeñar un papel en un matrimonio feliz, y los matrimonios más felices juegan un papel en una mayor satisfacción sexual, explica Friedman. Y agrega: «Por el momento, simplemente podemos decir que un matrimonio sexualmente satisfactorio y feliz es un indicador muy bueno de futura salud y larga vida«.

«No sabemos las conexiones causales precisas, pero sé esto: si la ruta para tener un mejor sexo es convertirse en un mejor socio, y el camino para convertirse en un mejor socio es convertirse en alguien más responsable y comprometido, habrá que ir por ello. Si ambas partes hacen esto, lo más probable es que tanto el sexo como la salud sean mejores«, concluye Friedman.

Fuente: Psychology Today

About Author

Alicia Borghi estudió Comunicación Social y se especializó en Corrección de Textos y Redacción Creativa. Trabaja desde hace más de 7 años como Editora y Redactora de contenidos.

Leave A Reply