sanasana

Proteja a su Hijo del Humo del Cigarrillo

0

Cada vez más estudios confirman que el humo del cigarrillo es sumamente dañino y enfatizan los posibles efectos de este sobre la población infantil. Los niños fumadores pasivos (aquellos que reciben el humo de segunda mano), pueden sufrir consecuencias como problemas mentales y de comportamiento. La contaminación ambiental, en especial la generada por el humo del cigarrillo, aumenta la incidencia de problemas respiratorios, reacciones de hipersensibilidad broncopulmonar, asma, hipertrofia de cornetes y adenoides, lo que a su vez puede ocasionar, problemas de hipoxia celular (oxigenación celular). Esto podría explicar muchos de los problemas conductuales y de aprendizaje que sufren los niños. Un artículo publicado Huffington Post asegura que existe fuerte evidencia de asociación entre la exposición al humo de segunda mano y la aparición de trastornos mentales. El artículo hace referencia a un estudio realizado por investigadores de la Escuela de Salud Pública de Harvard, quiénes utilizaron datos de una encuesta telefónica de salud nacional realizada entre 2007 y 2008, y analizaron las respuestas de los padres y de los tutores de 55.358 niños menores de 12 años. Según  Hillel R. Alpert, SCM, asociado principal de investigación y uno de los autores del estudio, la  prevalencia ponderada  de problemas de aprendizaje fue del 8,2% (IC 95%: 7,5 a 8,8), en los niños estadounidenses expuestos al humo del cigarrillo de segunda mano en el hogar. En el año 2007, 5,5 millones de niños de EE.UU. residían en hogares donde alguien fumaba. Los investigadores encontraron que los niños que estuvieron expuestos al humo de segunda mano eran dos veces más propensos a desarrollar trastornos neuroconductuales (incluyendo problemas de aprendizaje, déficit de atención “ADD”, trastornos de hiperactividad “ADHD” y trastornos de conducta o comportamiento) que los niños que vivían en hogares libres de humo. Hillel Alpert comentó al respecto: «Estimamos que 274.000 de los casos de trastornos neuroconductuales más comunes se podrían haber evitado con hogares libres de humo». Otro artículo publicado en la revista Pediatrics sugiere que los niños que están expuestos al humo de cigarrillo de segunda mano son más propensos a convertirse en fumadores en el futuro. Por todo lo explicado anteriormente, se ha vuelto necesario y urgente crear conciencia y realizar más campañas educativas que puedan atacar el problema principal: el tabaquismo. Alguna de las ramas de la medicina debería centrarse en la prevención de enfermedades y hacer hincapié en la importancia de abandonar malos hábitos como fumar y fomentar buenos hábitos como la buena alimentación y la práctica de ejercicio.

About Author

Reina Lamardo se graduó de médica en la Universidad Central de Venezuela, en 1993. Durante 2 años tuvo a cargo la Coordinación del Ambulatorio Urbano Nueva Caracas y por 6 años trabajó como residente en la Emergencia de la Clínica Panamericana de Caracas. Realizó estudios de Postgrado en Pediatría y Puericultura, luego desempeñó el cargo de Pediatra en el Centro Médico Pérez Bonalde. Durante el transcurso de su carrera desarrolló numerosos trabajos de investigación en beneficio de la comunidad y publicó escritos en prestigiosas revistas nacionales e internacionales. Actualmente reside en Estados Unidos y trabaja como Directora Médica en SanaSana y Latino Health Magazine. También brinda asesoría con el objetivo de educar al público en general acerca de las enfermedades que más preocupan a la comunidad hispana.

Leave A Reply