sanasana

Remedios tradicionales con melón amargo

0

El bitter melón, melón amargo  o momordica charantia es una planta trepadora de tallos delgados, hojas largas, bordes dentados y flores amarillentas que crecen en las axilas de las hojas.

Su fruto, de sabor extremadamente amargo, es muy sencillo para reconocerla, ya que se asimila a un pepino de superficie rugosa, es de color verde esmeralda en etapa joven y naranja-amarillo cuando está en su ciclo maduro.

Este vegetal crece en las áreas tropicales del Caribe, Asia y África del Este donde es utilizado como medicina y alimento.

Propiedades curativas

El bitter melón contiene dos veces más calcio que la espinaca, dos veces más betacaroteno que el brócoli, dobla en potasio al plátano y contiene, además, fósforo, vitaminas B1, B3 y C, y una gran cantidad de fibra dietética.

Éste vegetal se emplea como medicina natural desde tiempos remotos. En textos antiguos, el melón amargo se encuentra registrado como una alternativa natural para placar la sed y para una mejor visión y más clara. En la India, se ha usado el jugo de las hojas del melón amargo para la fiebre, prevenir y disminuir la tos y eliminar parásitos que se encuentran en los intestinos. También, es utilizado para tratar la infertilidad.

Actualmente, se ha determinado que el bitter melón contiene propiedades químicas muy similares a las de la insulina, sustancia indispensable para paciente con diabetes. En este sentido, muchos estudios indican que su función es de tal manera en nuestro cuerpo que contribuye a disminuir la glicemia en la sangre. También se ha observado que aumenta la secreción pancreática de insulina e, incluso, se cree que puede llegar a estimular el crecimiento de las células beta pancreáticas.

Es importante indicar que las proteínas alpha y beta momorchardin que contiene el melón amargo posee un efecto que bloquea infecciones virales, tal es el caso de los herpes. Sin embargo, esto solo quedó demostrado a través de tubos de ensayo y no en el ser humano; por lo que se recomienda su ingesta combinándolo con otros tratamientos.

De igual modo el bitter melón resulta ser una fabulosa alternativa para bajar de peso, ya que además de mejorar la circulación es un potente diurético natural.

Remedios tradicionales con el bitter melón

Para trastornos en el hígado es recomendado el melón amargo, éste se debe lavar, pelar picar y extraer sus semillas. Licúa con un vaso de agua por un minuto y tomar a diario este jugo.

Para las hemorroides. Coloca 1 cucharada de la raíz del melón amargo pulverizado o 1 cucharada de hojas secas bien trituradas en una taza con agua hirviendo. Tápala y déjala que refresque (preferiblemente en la nevera). Lavar el área que se encuentre afectada con esta preparación.

Para infecciones de uretra. Hierve en un litro de agua un puñado de las semillas de este vegetal por 5 minutos. Pasado ese tiempo, debes taparlo y dejarlo refrescar. Tómalo varias veces al día.

Para infección en la piel o picaduras de gusanos. Hervir en una taza de agua por 5 minutos, 1 cucharada de raíz picada de bitter melón. Tápalo y deja que se refresque. Aplícalo fresco sobre la picadura. Este remedio tiene acción antimicrobiana.

Para la diabetes. En una taza de agua hirviendo coloca 1 cucharada de hojas de bitter melón. Tapa y déjalo refrescar. Debes tomar 1 taza por la mañana en ayunas como complemento para el tratamiento de la diabetes.

Para adelgazar. Prepara 1 melón amargo pequeño y pícalo en forma de rebanadas y agrégalo en ensaladas una o dos veces al día.

Recomendaciones importantes

Evita consumir bitter melón de forma excesiva (no más de dos al día), ya que puede generar consecuencia abdominal en algunas personas, por ejemplo, dolor estomacal y diarreas.

Evitar la ingesta de bitter melón a niños menores de 6 años

El melón amargo no es recomendable para paciente hipoglucémicos, ya que su condición empeoraría provocando niveles de azúcar más bajo en la sangre.

El bitter melón no debe ser utilizado durante la etapa de gestación, esto se debe a que según estudios, éste vegetal posee dos proteínas abortivas. De igual forma no es recomendado para mujeres que están amamantando.

About Author

Reina Lamardo se graduó de médica en la Universidad Central de Venezuela, en 1993. Durante 2 años tuvo a cargo la Coordinación del Ambulatorio Urbano Nueva Caracas y por 6 años trabajó como residente en la Emergencia de la Clínica Panamericana de Caracas. Realizó estudios de Postgrado en Pediatría y Puericultura, luego desempeñó el cargo de Pediatra en el Centro Médico Pérez Bonalde. Durante el transcurso de su carrera desarrolló numerosos trabajos de investigación en beneficio de la comunidad y publicó escritos en prestigiosas revistas nacionales e internacionales. Actualmente reside en Estados Unidos y trabaja como Directora Médica en SanaSana y Latino Health Magazine. También brinda asesoría con el objetivo de educar al público en general acerca de las enfermedades que más preocupan a la comunidad hispana.

Leave A Reply